Cantante chilena Pascuala Ilabaca actúa y publica sus discos en Europa

La acordeonista y pianista porteña se presenta hasta el 14 de agosto en España, Francia, Alemania y Bélgica.

01 de Agosto de 2011 | 18:16 | Por David Ponce, Emol

Pascuala Ilabaca y Fauna, su grupo, en acción el pasado 5 de julio en el bar Heliogabal, en Barcelona, como parte de la gira.

Juan Miguel Morales.

SANTIAGO.- Desde el año completo que pasó en la India entre 2008 y 2009 dedicada a aprender las disciplinas musicales de esa cultura, la cantante chilena Pascuala Ilabaca ha vuelto a salir de gira en 2011, esta vez para mostrar los resultados de ese aprendizaje en otros lugares.

España, Francia, Alemania y Bélgica son sus destinos este año, en un itinerario durante el cual está presentando en directo y junto a su banda, Fauna, la música de sus tres discos: las versiones de Violeta Parra de Pascuala canta a Violeta (2008), la influencia india que recogió con su dúo Samadi en Perfume o veneno (2010) y sus primeras canciones propias de Diablo rojo diablo verde (2010).


Hasta el 14 de agosto estará Pascuala Ilabaca de gira, como parte de un viaje de dieciocho actuaciones que coincide además con la edición de sus discos en España por medio de un trato por diez años con el sello local Petit Indie. "Para mí es muy bueno, porque han visto mis CDs, que son una gama súper abierta y de aquí a diez años podría hacer discos en cualquier estilo, de música contemporánea, de rock, que ellos están dispuestos a publicar", dice.


O es pachanga o es folclor andino

Es gracias a esa disquera, cuyos productores conocieron a la cantante por medio de su videoclip "Lamenta la canela" en YouTube, que Pascuala Ilabaca inició el recorrido el pasado 17 de junio, días después de actuar en el festival de solistas celebrado el 12 de junio en el Teatro Caupolicán.


El viaje partió con actuaciones en Barcelona y en el festival de acordeonistas celebrado en la localidad próxima de Calaf, y continuó por diversos pueblos medievales de Cataluña y por una actuación con Samadi en Madrid.

La siguiente etapa ha sido su temporada de cuatro fechas en Francia y otras tantas en las ciudades alemanas de Berlín, Hamburgo y Bochum, entre otras, esta vez contactada por un museo alemán de la minería como parte de la exposición "Tesoros de los Andes" en la que fue invitada junto a la pianista Mahani Teave, de Rapa Nui. Y sobre esa base Ilabaca ha completado la agenda con nuevas fechas autogestionadas.


-Busqué tocatas buscando por Internet, hasta en (casas) okupas, centros culturales, cosas muchas aperrás -dice-. Ahí ves también cómo te enfrentas a la realidad, porque al presentarte por tu cuenta te das cuenta de qué visiones hay respecto de la música latinoamericana: o es pachanga para bailar o si no es folclor andino con zampoñas. Como que no hay un rango entre medio que se conozca, entonces eso también es entretenido.

Las restantes fechas de la gira corresponden a Hamburgo (6 de agosto), Bochum (11) y a un cierre en el festival 100 Visages celebrado en Lieja, Bélgica, el 14 de agosto. La cantante tiene previsto para su regreso este mes entrar a trabajar en un nuevo disco, para el que ya ha estado presentando en vivo canciones inéditas como "Rezo de Montegrande", que forma parte de una sección bailable en su concierto junto a otras composiciones como "Ay mamita, mamita", "Diablo rojo diablo verde" o "Carnaval de San Lorenzo de Tarapacá".


Dejo de estar sola en el planeta


No ha sido el único compromiso internacional de 2011 para la acordeonista. Pascuala Ilabaca cumplió en junio una breve pretemporada de dos fechas invitada a la ciudad argentina de Mendoza.


En el Teatro Plaza de esa ciudad dio un concierto junto a su banda y también cantó como invitada junto a los anfitriones locales Liliana Herrero y Lisandro Aristimuño y a la cantante mapuche Luisa Calcumil, todo como parte de un festival llamado Cantar Opinando.


-Era canto con contenido, gente que en el fondo tiene un mensaje y que por eso son cantantes -dice-. Siempre preguntan qué me parece que la música esté sonando en tal lugar, pero lo más importante es que el mensaje está llegando, que alguien lo recibe y vibra con él. Si escribo una canción es porque algo siento, me importa o estoy dolida, y si a alguien más le pasa lo mismo dejo de estar sola en el planeta, con esa persona nos importan las cosas que suceden en el mundo.

La cantante actuó para unas mil personas en ambas fechas, recuerda. "Fue muy esperanzador, porque aparte ellos están viviendo procesos parecidos a nosotros en muchos sentidos", explica. "Hablé con (la cantante mapuche) Luisa Calcumil, y me decía que el mapudungun no se debería llamar así, sino chedungun, porque un lenguaje no es de la tierra (mapu), sino de la gente (che). Son cosas que te hacen cuestionarte desde otra perspectiva. Pero cuando llegamos al teatro se acercaron unas chicas a preguntar si los músicos podían usar una polera contra una hidroeléctrica. Y obviamente yo también tengo algo que opinar sobre eso, tampoco estamos tan lejos".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores