Testament: "La vida es dura, pero nosotros somos más duros todavía"

La banda metalera estadounidense se presenta este martes 16 en Santiago, y aquí su guitarrista y fundador, Eric Peterson, habla del concierto, del futuro disco que quiere volver a mostrar en Chile en 2012 y de cuál es la sangre latina que corre por sus venas.

15 de Agosto de 2011 | 14:50 | Por David Ponce, Emol

Testament sube a las 21:00 horas de este martes 16 de agosto a tocar al escenario del Teatro Caupolicán en la capital.

El Mercurio

SANTIAGO.- Corren días agitados en 2011 para Eric Peterson, el guitarrista y fundador del grupo metalero californiano Testament. Ha grabado diez discos en la historia de su banda con una frecuencia casi periódica de lanzamientos entre 1987 y 2001, pero a estas alturas en la agenda del grupo todo está mezclado con más locura, una de las palabras favoritas del guitarrista.

-Ha sido un poco loco salir de gira en el último tiempo —explica, por teléfono desde EE.UU., antes de iniciar el tour que traerá al grupo a Santiago (ver recuadro) este martes 16 de agosto—. Estamos listos para salir de gira en cualquier momento, pero hemos estado llenos de cosas. Lo habitual es que hacemos un disco nuevo, luego un video, algunas fotos, descansamos un poco, ensayamos y nos vamos de gira. Pero ahora está todo más loco: estamos grabado un disco en este momento y al mismo tiempo tomamos el avión para la gira sudamericana. Estamos muy entusiasmados, es una locura.

Ese nuevo trabajo se va a llamar The dark roots of earth, será lanzado en febrero de 2012 según los planes de Peterson y es el undécimo de la carrera de Testament, sin considerar recopilaciones ni grabaciones en vivo. Es una nómina que incluye la serie inicial entre The legacy (1987), The new order (1988), Practice what you preach (1989) y Souls of black (1990), los más espaciados The ritual (1992), Low (1994), Demonic (1997) y The gathering (1999) en los '90, las regrabaciones de la primera época que hicieron en First strike still deadly (2001) y el más reciente a la fecha, The formation of damnation (2008).

-Es cool, me gusta, es divertido hacerlo de esta forma —concluye el guitarrista sobre juntar las tareas entre la grabación de un disco y una gira—.

-¿Cómo se las arreglan entre tocar canciones nuevas y lidiar con la expectativa de la gente que quiere escuchar las antiguas?
-En el tour estaremos tocando desde los inicios en el '87 hasta el nuevo disco, Formation of damnation. Es muy buen set, con casi una canción de cada disco. Creo que elegiremos en especial temas de The new order y Formation of damnation, pero también de Low, The gathering, Practice what you preach... de todo.

Latino blood, tú sabes

Peterson se remonta a 1987 si hay que hablar de los discos de su banda, pero la historia completa parte incluso más atrás, con la formación de Testament en 1983, en la Bay Area o área de la bahía en San Francisco, California, cuna de bandas renombradas de thrash metal de los '80 como Exodus, y los más exitosos Metallica.

Y mucho se mantiene hoy de esa formación inicial del '83, con Derrick Ramírez (voz y guitarra), el propio Peterson (guitarra), Greg Christian (bajo) y Mike Ronchette (batería), a la que el mismo año se unió Alex Skolnick (guitarra). Ya no están Ronchette ni Ramírez, que por lo demás es primo de Peterson, pero el resto sigue en sus puestos: Testament hoy son Chuck Billy (voz), incorporado en 1986, Eric Peterson y Alex Skolnick (guitarras), Greg Christian (bajo) y Gene Hoglan (batería).

Es parte de una historia en la que ha habido frecuentes cambios de integrantes, en especial bateristas, con ejemplos destacados en las filas del metal como Dave Lombardo y Paul Bostaph, dos hombres que han ocupado ese puesto en la fundamental banda Slayer y que también han pasado por Testament en su momento. Bostaph de hecho acaba de ser sustuido por el actual baterista Gene Hoglan, y es con esta formación que el grupo está grabando su futuro disco, el mencionado The dark roots of earth.

-¿Van a estar tocando algo de ese disco en esta visita?
-No, creo que vamos a esperar. Cuando el nuevo disco salga en febrero definitivamente vamos a volver a Sudamérica con un show nuevo.

-¿En qué dirección va el sonido del disco, en todo caso? ¿Alguna pista?
-Qué puedo decir, digo esto mismo cada vez que grabamos, pero genuinamente lo creo: Es probablemente nuestro mejor disco. Para mí es tan bueno como el material clásico, pero los discos de Testament van sonando más clásico y al mismo tiempo mejor que las cosas del comienzo. Tal vez es porque conseguimos mejores bateristas para cada disco. Esto de tocar con un baterista distinto en cada disco es malo y bueno al mismo tiempo.

-¿Cómo es el baterista nuevo, por ejemplo?
-Gene Hoglan es como el Dios del Trueno en la batería. Puede tocar black metal, nu metal, puede tocar casi todo lo que se le ocurra, así que en el nuevo disco estamos moviéndonos entre unas baterías un poco black metal y también cosas como las de Bill Ward (el baterista de la iniciática banda de rock pesado Black Sabbath): canciones que suenan simplemente limpias, como Sabbath, como Thin Lizzy, esa clase de rock clásico. Está todo mezclado, pero todo suena como Testament, lo que es muy particular.

-A propósito de esta gira, ¿cuándo recuerdas haberte dado cuenta de que el metal es un género importante para el público acá en Sudamérica?
-Siempre ha sido uno de nuestros lugares preferidos para tocar, aunque no hemos ido tanto. Comparo a Sudamérica con Japón para Testament, son lugares a los que nos encanta ir. Sudamérica es uno de nuestros sitios favoritos porque los fans, tú sabes, la latino blood (lo dice en español), tienen hambre de música, les gusta como a nosotros nos gusta, y eso de verdad nos hace tocar mejor. Por eso queremos volver con el disco nuevo el próximo año.

-¿El hecho de haber iniciado la banda con tu primo Derrick Ramírez te da un acercamiento más directo con esa "latino blood" que dices?
-Yeah, I mean, Derrick y yo éramos mitad y mitad de la banda al comienzo. Mi mamá es hermana de su papá. El apellido de mi madre es Ramírez, y mi padre es sueco, de ahí mi apellido Peterson. Y al mismo tiempo el padre de Derrick es Ramírez y su madre es noruega. Así que los dos somos escandinavos y mexicanos.

-¿Buena mezcla?
-Sí, ya lo creo. Cool. Pero también somos latinos.

-¿Y cómo te ha tocado ser el único integrante que no ha cambiado en los veintiocho años del grupo?
-Ha sido muy entretenido, porque cuando un integrante se va sólo me entusiasma tocar con alguien distinto. En especial vale para los bateristas. He tocado con Dave Lombardo, con Paul Bostaph, con Gene Logglan... es divertido —dice y hace una pausa: está entrando una llamada al teléfono de Eric Peterson Ramírez—. Tengo otra entrevista ahora. ¿Necesitas un ID?

Peterson es un profesional: los IDs son esa clase de saludos que los rockeros internacionales graban al final de sus entrevistas para invitar a los fans a sus conciertos.

-No, gracias, esto no es para una radio, es para un sitio en Internet.
-Ok, cool, man. Bueno, sólo quiero agregar que todo lo que hemos hecho y aquello por lo que hemos pasado nos ha hecho crecer. La vida es dura, pero Testament es más duro todavía.

-Es un buen título para la nota, gracias.
-Ja ja ja, ok. Cool, bye bye.

En vivo

Testament se presenta este martes 16 de agosto a las 21.00 horas en el Teatro Caupolicán, en San Diego 850, Santiago (699 1556, 697 3883), con boletos disponibles en localidades de palco ($38.500), cancha ($19.800) y platea ($19.800), a la venta en el sistema Puntoticket, en la boletería del teatro y en la tienda Sold Out, de Portal Lyon, local 79 (Providencia esquina Nueva de Lyon, Santiago).
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores