Banda sonora para el mes del teatro

Este jueves 5 parte una temporada de conciertos que se extenderá hasta el 22 en el Centro Gabriela Mistral, como parte del festival "Santiago a mil".

02 de Enero de 2012 | 10:25 |

Veinticinco músicos y grupos chilenos e invitados de Argentina, Perú y Alemania darán forma durante tres semanas de enero al ciclo de conciertos asociado al festival de teatro "Santiago a mil", entre el 5 y el 22 de enero. Rock, canciones acústicas, fusión latinoamericana, cueca, raíces folclóricas, pop, música electrónica y música afroperuana son parte del menú de la temporada "Tocatas mil", a razón de un concierto diario (ver recuadro) en el Centro Gabriela Mistral en Santiago.


La agenda se inicia con actuaciones de Fernando Milagros (jueves 5), Chinoy (viernes 6), Cuchara (sábado 7), Pascuala Ilabaca (domingo 8), Ismael Oddó y Ángelo Pierattini (martes 10), Francisca Gavilán y Elizabeth Morris (miércoles 11) y Pedropiedra (jueves 12). Los primeros nombres internacionales llegan con Valentina Berthelon, el alemán Tobias Freund, Mika Martini y los también alemanes Atom, Alva Noto y Byeton (viernes 13), seguidos por los argentinos Lola Arias y Ulises Conti (sábado 14) y por Inti-Illimani Histórico junto a la cantante peruana Eva Ayllón en un programa doble (domingo 15 y lunes 16).


Los últimos días del ciclo incluirán actuaciones de Francisca Valenzuela (martes 17), que hará un concierto unplugged o acústico con éxitos y canciones inéditas al piano de cola; Manuel García (miércoles 18), los cuequeros La Gallera y Mario Rojas (jueves 19), Gepe (viernes 20), Colombina Parra (sábado 21), cantante de la banda rockera Los Ex que presentará en vivo su flamante disco personal Flores como gatos (2011), y el cierre con el cantante y compositor Nano Stern (domingo 22), que ha preparado un concierto acústico con un formato de cuarteto de guitarra, cello, cuerdas bajas y vientos.


En paralelo algunos de los participantes tienen un lazo previo con el teatro. Entre ellos está Fernando Milagros, a cargo de abrir el ciclo este jueves 5 a pocos meses de haber estrenado su tercer disco, San Sebastián (2011). Milagros además toca con su banda en la obra "El amor es un francotirador" que será parte de la programación de "Santiago a mil" este año.


Es también el caso de Lola Arias, directora y dramaturga argentina que en la versión previa del festival mostró su obra "Mi vida después". Esta vez vuelve para estrenar el montaje "El año en que nací", inspirado en la misma experiencia de "Mi vida después": la creación de un álbum de recuerdos de la época de dictadura a partir de la visión de los hijos de esa generación.


Más nombres internacionales se sumarán en el concierto de música electrónica que se realizará el viernes 13, en conjunto con la Bienal de Video y Artes Mediales, BVAM. El espectáculo estará a cargo de la videoartista chilena Valentina Berthelon junto a Mika Martini y a los mencionados músicos alemanes Tobias Freund, Alva Noto, Byetone y Atom, alias de Uwe Schmidt y establecido en Chile.


Pascuala Ilabaca, entre viajes


La cantante, pianista y acordeonista porteña Pascuala Ilabaca llega a la temporada mientras prepara su próximo disco, sucesor de Diablo rojo diablo verde (2010), que se llamará Busco paraíso.


-Santiago a Mil nos pidió un concierto especial y pensé en hacer algo que uniera todo: ahora que estoy grabando mi próximo disco hago un compendio del trabajo realizado y este concierto será algo así: músicas de viaje, canciones de mochila, hechas en viaje y algunas encontradas. Hay hartos estrenos -dice, y cita por ejemplo una canción aprendida de su maestro Pandit Pashupatinath Mishra durante su estada de 2009 y 2010 en India-. Será un concierto muy entrete para nosotros y lleno de historias, mezcla de hindi-cumbiero (se ríe).


-¿Te llama la atención tocar como parte de un festival de teatro, este encuentro entre música y teatro?
-Claro, mi sueño sería hacer música para ballets y he trabajado en teatro. Creo que para otros años se podría generar un vínculo mayor en el festival entre los músicos y los elencos participantes. Que la unión no sea sólo rotar por la misma sala sino que algo más allá.


En 2011 Pascuala Ilabaca participó en festivales locales como "Yo no canto por cantar", realizado en el Teatro Caupolicán de la capital, y en el disco Música X Memoria, compartido junto a otros doce grupos chilenos y editado por el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Además actuó en Argentina, México (en la Feria del Libro de Guadalajara, en noviembre) y España, donde lanzó su disco Diablo rojo diablo verde  y por donde emprendió una gira de dos meses junto a su banda. En 2012 volverá a ese país en marzo y junio.


-Lo más importante fue el inicio de la carrera en España. Lanzamos el disco allá y ahora ya tenemos invitaciones para marzo y julio. Eso me motiva mucho. Por ejemplo ahora en marzo tocaremos en Cádiz. Además fue un año fuerte en el que pude cantar en muchas marchas y eventos a beneficencia. Eso es importante porque me conecta con gente con las que comparto ideas de mundo. Un trabajo bonito en torno a eso fue el disco Música x Memoria, por ejemplo.


-¿Cómo fue la experiencia en México, de tocar para un público que a lo mejor no te conocía?
-La Feria del Libro era gigante, todos los países con sus editoriales reunidos en un lugar del tamaño de muchos estadios juntos, encuentros periodísticos sobre temas importantes y vetados públicamente en Latinoamerica, charlas de escritores como Jodorowsky… fue buenísimo ver como el público tiene la mejor disposición a disfrutar nuestra música también. Lo que más me gustó fue el lema de la feria, "Yo soy lector". Me encantaría que en Chile la gente dijera esa frase con orgullo. Acá ser lector es ser ñoño o fome.


Ismael Oddó y Angelo Pierattini, a dos bandas


El martes 10 el músico Ismael Oddó, joven integrante de Quilapayún, compartirá escena con Ángelo Pierattini, que en 2011 acaba de editar dos discos consecutivos, III y el EP Disco universal. Y si Ismael Oddó lanzó en ese mismo año su disco debut, Bando n° 1, ya en estas primeras fechas de 2012 está haciendo adelantos del segundo, que se titulará O2. Como el símbolo del oxígeno.


-Es un juego de palabras, entre el segundo disco y el oxígeno : después de la urgencia, un pequeño respiro -explica-. El primer disco salió tarde respecto de cuándo fueron hechas las grabaciones, y en todo este tiempo también he ido madurando las ideas destinadas a tomar forma en este segundo disco.


Dos canciones nuevas mostrará en vivo el cantante, tituladas "Aeropuerto" y "Ecce homo". "Todo está hecho para poder ser mostrado en vivo, para adaptarlo a una banda de cuatro a cinco músicos. Es mucho más simple desde ese punto de vista". Y va a tocar solo, con el guitarrista Raúl Céspedes o con su banda completa, integrada por Jorge Fortune (guitarra eléctrica), Raúl Céspedes (guitarra electroacústica), Edgardo Parraguez (teclados), Ricardo Caíto Venegas (bajo) y Danilo Donoso (percusión y batería),


-Ya he estado adelantando ciertas canciones de O2 en las últimas actuaciones, pero aquí las quiero empezar a presentar, y además quiero darme ciertas libertades entre tocar con la banda y solo. Un poco del formato Nueva Canción pero más en una forma rock pop. Como es un show compartido con Angelo no tocaremos más de nueve canciones cada uno, y va a ser un formato acústico, pero él es bastante más rock, más eléctrico, y con mi banda tengo un sonido más electroacústico.


-También eres actor y has trabajado en música para teatro. ¿Qué tan pesente está el teatro en esta música?
-Es parte de un camino que está en desarrollo, llevar al vivo estas ideas y personas que aparecen en las canciones. Y esta relación entre la música y el teatro es comprensible, porque el teatro casi siempre está acompañado por atmósferas sonoras, por estructuras musicales, y me parece valioso que estas figuras venidas de la canción sean invitadas a compartir este festival. Me da la sensación de que sería mucho mejor abrir un escenario de mayor participación callejera. La presentación en una sala es genial, pero el complemento en la calle es aun mejor, por esa misma cosa que tiene el verano, el paseo de la gente, participar de una fiesta.


Morris y Gavilán, a dos voces


Con el título de "Violeteando", la presentación entre la cantante y compositora Elizabeth Morris y la actriz y cantante Francisca Gavilán –protagonista de la película "Violeta se fue a los cielos" (2011), de Andrés Wood– será un concierto basado en canciones de Violeta Parra, a partir del encuentro "El canto de Violeta" que las dos compartieron el 2011 a trío con Magdalena Matthey en el Teatro Municipal de Las Condes. Pero con diferencias.


-Es un concierto súper íntimo, con poquitas cosas, casi minimalista: la guitarra, el cuatro, un bombo -dice Elizabeth Morris-. Es posible que por ahí salga alguna composición mía si la gente lo pide, pero la idea es hacer un recorrido por más canciones que las que hicimos la otra vez, y con esta crudeza y a veces fragilidad de ser solamente dos en el escenario. Vamos a cantar por separado y también a dúo.


-¿Es una responsabilidad extra para ti de estar a cargo de los instrumentos?
-Ella toca un bombo, pero yo llevo la parte instrumental, y ya estoy acostumbrada. Una vez fue al revés: tuve que cantar sin tocar, con Pedro Aznar, y me sentía incompleta. Me invitó a cantar en un concierto de él y fue ahí mismo, un poco antes, él ya tenía algo preparado y me dice "No, tú cantas nomás". Y cuando veo el video tenía las manos cruzadas adelante y no sabía qué hacer con ellas.


-¿Cómo recuerdas los conciertos que dieron a trío el año pasado?
-Fue una muy bonita experiencia, porque por un lado está el contraste entre las tres que nos íbamos intercalando las participaciones y por otro lado descubrir que la mayoría de la gente estaba súper emocionada. Es lo que más comentaban, que logramos ir a la profundidad de las canciones. De depente uno las ha escuchado tantas veces, pero en este contexto adquieren un valor distinto, alguien comentó que por primera vez les habían puesto tanta atención. Y otro comentario que escuchaba es que las canciones de Violeta Parra cantadas por mujeres inevitablemente son más reales o impresionan más.


-¿Esa emoción funciona arriba del escenario también? A Francisca Gavilán se le quebró la voz en "Gracias a la vida", por ejemplo.
-Es una emoción súper grande, con todo el trabajo que ella vivió para la película tiene un proceso ahí interno súper fuerte. Los actores se involucran en un tema así, y además está la preparación que tuvo en el canto. Debe tener una cantidad de información de todo tipo en el cuerpo con la película.


-¿Cómo fue descubrirla como cantante?
-Me impresiona harto, es un caudal de voz, tiene mucha fuerza y quiere seguir perfeccionando eso. Hemos hecho súper buena dupla, es muy entretenido, fácil y fluye nomás. Lo que me gusta es que, a pesar de la imagen de la Violeta en la película, cuando ella canta uno se acuerda de Violeta Parra pero no está imitando. Es la Francisca Gavilán, no una imitacion, no es "Mi nombre es…".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores