Selena Gomez redobló el delirio de su público en su exitoso regreso a Chile

Con lleno total y griterío desatado en la Arena Movistar, la cantante mostró que su impacto en el público infantil puede continuar creciendo, aunque su desarrollo artístico no parezca seguir el mismo curso.

30 de Enero de 2012 | 23:21 | Por Sebastián Cerda, Emol

Selena Gomez hizo delirar a sus miles de fans.

Harold Castillo, El Mercurio
SANTIAGO.- Una parte de esta historia ya estaba escrita: Selena Gomez por segundo año consecutivo arrasa en Chile, con una fuerza masiva incluso superior a la de su exitoso debut.

La norteamericana se presentó esta noche en la Arena Movistar a 363 días de su primer show en el país, y el efecto fue simplemente apabullante: Un recinto repleto con cerca de 15 mil menores de edad fue el que ahora la recibió, con griterío y entusiasmo también redoblados.

"Es asombroso", fue lo primero que la protagonista de "Los hechiceros de Waverly Place" atinó a decir luego de quedarse en silencio frente al público, tras la puntual apertura a las 21:00 horas con "A year without rain", y después de que la audiencia le regalara una verdadera explosión de globos amarillos en "Hit the lights".

La dinámica no se alteraría ni un poco en los siguientes 80 minutos de concierto, en los que su nóvel audiencia coreó sin más interrupciones que el bullicio desatado ante el menor movimiento "no convencional" de la cantante de 19 años, ya fuera una simple aproximación a la pasarela o una intentona por participar de las percusiones en "Middle of nowhere".

El paisaje nunca deja de sorprender por magnitud y excepcionalidad, pero a fin de cuentas, hasta ahí no hay nada que no sea estrictamente anticipable para un show de una estrella filo infantil como Gomez.

Sí, en cambio, llaman la atención los escasos avances artísticos de la novia de Justin Bieber en relación con su paso de 2011, su parangón más inmediato en estas latitudes.

Porque si entonces contaba con el relativo margen que le daba la edad, el origen (la factoría Disney) y los objetivos (triunfar y vender cuanto antes), ahora llegaba con las mínimas exigencias que se le pueden hacer a quien cuenta con un año más de desarrollo, un nuevo disco (When the sun goes down) y el desafío de extender su fama por más de 15 minutos.

Sin embargo, pocos argumentos exhibió para ello. Desde la entrada, la chica Disney en retirada mostró un registro tan débil como estrecho, pese a que las escasas variantes de su pop de inspiración ochentera están hechos exactamente para esa medida.

Por lo mismo, la cantante puede no desafinar y encontrar confortable refugio en el tono acaramelado de su voz, pero es verdaderamente mezquina en ítems como el carácter y la potencia. Ello se vuelve especialmente notorio en canciones que requieren un poco más de esos elementos, como "Spotlight" y sus aires ragga, donde Gomez no sólo ofrece una escasa fuerza interpretativa, sino que además muestra dificultades para sostener el fraseo de un coro algo más frenético y exigente.

El panorama se vuelve menos auspicioso cuando hablamos de canciones de evidente opacidad, que difícilmente acompañarán por mucho más tiempo a los niños que hoy la idolatran. Son en su mayoría temas bailables de débil marca, ceñidos al manual del synthpop y otras corrientes de los 80, pero sin la actitud de aquellos. "Love you like a love song" es un claro ejemplo.

Pero la trascendencia no es algo que interese mucho en el entorno de Gomez, para quien la historia comenzó a escribirse hace algunos años con un final claro a la vista, que a su cruel industria no le debe interesar alterar. Mal que mal, después de ella seguro que vendrá otra mejor inscrita en el perfil del minuto.

El momento que se aproxima, entonces, es el de un punto de quiebre, con las opciones de entregarse a ese desenlace que tarde o temprano llegará (la niñez y la adolescencia se acaban), o encaminarse a una evolución que hoy parece tan urgente como lejana.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores