Iquique también tiene su Monstruo: Humorista argentino lo sufrió

"Esto no va a opacar lo que siento por Chile", fue la despedida de un sorprendido José Luis Gioia, quien fue vorazmente abucheado por el público iquiqueño en el Festival local.

06 de Febrero de 2012 | 00:26 | Emol

Gioia fue rostro habitual en antiguos estelares como ''Noche de juegos'' y ''Martes 13''.

El Mercurio

SANTIAGO.- Monstruo. Con ese nombre se califica al público del Festival de Viña del Mar, por su voracidad a la hora de responder a números que no le entusiasman.

Sin embargo, en su jornada de cierre el público de Iquique dejó en claro que no sólo en la ciudad jardín hay monstruos, sino también en el festival del norte. ¿La víctima? El humorista José Luis Gioia.

Con una errática rutina y chistes de vieja escuela, el argentino vio cómo se rompía la habitual afabilidad del público iquiqueño, a tal punto y causándole tal sorpresa que se vio claramente perturbado, y fue incapaz de seguir con su rutina.

Ante gritos como "fome" y "que se vaya pa la casa", emanados desde la galería del estadio Tierra de Campeones, Gioia trató de seguir, hasta que la situación lo superó. "Yo quisiera pararlos cinco minutos arriba", dijo.

Intentó seguir contando chistes. De niños, de abogados, pero fue inútil, y hasta se enfrascó en disputas personalizadas con asistentes de platea.

"¿Cuál es el problema de ustedes? ¡Dejen desarrollarse!", dijo algo más airado. "Yo no estoy acostumbrado a esto, es una pena muy grande, porque yo no les falté el respeto a ustedes", siguió.

Pero nada. Las pifias siguieron, y a diferencia de lo que ocurre en Viña, donde los humoristas intentan salir al paso con chistes, o simplemente aceleran la despedida, Gioia siguió respondiendo.

"Van a tener que silbar mucho para apagar 36 años de aplausos. Chile me lo había dado todo, pero esto nunca", dijo luego, aludiendo a sus exitosos pasos por espectáculos y por la televisión chilena de los 90, en programas como "Martes 13" y "Noche de juegos".

"¡Dejen trabajar tranquilo, no puedo pensar, no puedo desarrollarme!", suplicó, hasta que decidió irse con una canción de despedida. "Esto no va a opacar lo que siento por Chile", dijo antes de salir definitivamente.

Entonces, los animadores Karen Doggenweiler y Julián Elfenbein salieron a calmar los ánimos, y el conductor hasta se permitió revivir sus años como Ponce Candidato, con lo que arrancó más risas que el humillado Gioia.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores