Margaret Atwood: "Quiero parecer vieja buena y portarme como bruja maldita"

La escritora canadiense de 72 años, autora de "El año del diluvio" y "El cuento de la criada", habló sobre el actual momento de su carrera.

20 de Febrero de 2012 | 08:49 | DPA

Margaret Atwood ganó el premio Príncipe de Asturias el 2008 y ha sido mencionada como candidata al Nobel.

AP

SAN MIGUEL DE ALLENDE, México.- La escritora canadiense Margaret Atwood, nacida hace 72 años en Ottawa, aseguró estar atravesando la edad de las abuelas, un tiempo en el que, consideró, "todos te ven como una anciana benévola o como una bruja maldita".

"Cuando eres más joven, entonces las mujeres te critican y debaten contigo. Ahora, lo que en realidad quiero es que me vean como una anciana buena e inofensiva para tener la posibilidad de comportarme como una bruja maldita", dijo la escritora en entrevista con dpa, en el marco de la Séptima Conferencia Internacional de Escritores de San Miguel de Allende, que concluyó este domingo.

Atwood, autora de más de 40 libros entre ensayos, novelas y poesías, ganadora del Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2008 y candidata al Nobel de Literatura, es consciente del lugar que ocupan sus libros a la hora de fortalecer la identidad de su país de origen.

"Estoy satisfecha cuando dicen que mis libros le han dado más identidad a Canadá. No tengo dudas al respecto. Canadá es un país muy distinto a los Estados Unidos, está habitado por una mezcla muy distinta de gente, nos regimos por un sistema legal diferente y nuestra geografía no tiene nada que ver con la de Estados Unidos. Es importante fortalecer nuestra identidad", dijo.

Respecto a su vida, dedicada desde edad muy temprana a la escritura, negó que su oficio la haya "salvado", aunque admitió que a muchos de sus lectores sus "libros les ha cambiado la vida". "Al menos eso me dicen", indicó.

"No me estaba ahogando cuando empecé a escribir, así que no puedo decir que la literatura haya tenido en mí un efecto terapéutico o salvador, aunque conozco a muchos autores que dicen que la escritura fue su ancla. También sé que algunos psiquiatras usan las novelas como una herramienta de curación, en un sentido parecido al del dibujo o la pintura", expresó la escritora.

"La cuestión de la poesía resulta fácil porque uno escucha el poema dentro de uno. La cuestión entre una novela y un relato, en cambio, obedece a distintas ondas que podríamos llamar magnéticas dentro de la escritura", explicó al referirse a los distintos géneros que frecuenta.

"En un cuento, las olas están más unidas y cercanas, en una novela, ese flujo navega hasta distancias más largas y apartadas", agregó la autora de "El año del diluvio" y "El cuento de la criada", entre otros.

A propósito de la relación entre los hombres y las mujeres, Atwood, de conocida militancia feminista, admitió que ahora tiene muchas amigas mujeres, pero cuando era más joven le costaba comunicarse con ellas y tenía mejor relación con los hombres.

"En mi juventud, además, hacía un chiste que consistía en decir que mi familia era muy masculina. Mi padre es hombre, mi hermano es hombre y mi madre es hombre. Lo decía porque mi madre era una mujer muy fuerte y odiaba salir de compras", contó.

"Creo que los hombres y las mujeres tienen modos diferentes de comunicación, maneras distintas de arreglar sus sistemas jerárquicos. Los hombres son más claros, las mujeres resultan ser más bizantinas. Cuando se entiendan estas diferencias, mejorará la comunicación entre los sexos", concluyó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores