Daniel Muñoz clavó la bandera de la cueca en el Festival

El actor ganó el trofeo por aclamación gracias a una presentación relegada a obertura, pero que el público hizo suya y reclamó por largo rato.

24 de Febrero de 2012 | 22:39 | Por Sebastián Cerda, enviado especial a Viña del Mar

Muñoz besa su Antorcha, que no se adjudicó para él, sino para las tradiciones chilenas.

Luciano Riquelme

VIÑA DEL MAR.- Si en la competencia del Festival el folclore muchas veces parece tratado como una carga para organizadores y un paréntesis para el público, esta noche logró volver al sitial preponderante que le corresponde, de la mano del actor y cuequero Daniel Muñoz.

Es cierto que se trató de una obertura extendida más que de un número central en el menú festivalero, pero cuando el parámetro es prácticamente el nivel mínimo, esta ventana asoma como una necesaria marca de presencia.]

La partida no pudo ser con otra pieza que una de Hernán Núyez Oyarce, uno de los grandes maestros y referentes de Muñoz en su faceta de cuequero, bien anclado en el mundo urbano y de la cueca brava. La elegida fue "Dicen que Viña del Mar", ganadora del certamen en 1972 y que constituyó un doble homenaje: A la ciudad anfitriona y al propio Nano Núñez.

El recorrido continuó luego por toda Latinoamérica, con piezas de la familia de la cueca con orígenes en Argentina, México, Perú y Bolivia. Pero fue la cueca chilena la protagonista, sobre todo en la invitación a bailar que Muñoz extendió a todas las primeras filas, y que tomaron figuras como Manuel García, la alcaldesa Virginia Reginato, el periodista Felipe Bianchi, y los actores Álvaro Morales y Sigrid Alegría, entre otros.

Tal como ha ocurrido en otras oberturas de gran resonancia en el público, ofrecidas en años anteriores por el Bafochi y la soprano Verónica Villarroel, la propuesta de Muñoz —quien estuvo acompañado por músicos de 3x7 Veintiuna, Antumapu y Palomar, entre otras agrupaciones— fue premiada con una Antorcha de Plata.

Muñoz la agradeció asegurando que ese premio era en rigor para "nuestras tradiciones", y expresó que una recepción como la que tuvo "sus hijos se la agradecerán".

La ida a comerciales y el fin de la presentación, una vez más, fue toscamente acelerada por los animadores, menos precisos que nuncaeste año, a la hora de calibrar el curso de los acontecimientos. El público pidiendo con molestia el regreso de Muñoz durante todo el receso, fue nuevamente la expresión imperante.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores