Vía Dalma II

15 de Agosto de 2012 | 20:19 |

Sergio Dalma será español, pero no hay un español más a la italiana que él. Ahí está esa voz ronca con la que dice que bailar pegados es bailar igual que baila el sol con los delfines, por ejemplo. Suena tan o más ronca e italiana que cuando Toto Cotugno proclama "Soy un italiano: un italiano sincero", que fue de hecho una de las canciones que Dalma grabó en su disco anterior, Via Dalma (2010). La idea es la misma ahora: por qué no sacar más partido del repertorio pop italiano para una nueva colección de covers en Via Dalma II (2012).

La puntería del cantante es amplia. Entre lo más reciente de esta nueva selección aparecen Eros Ramazzotti con "La cosa más bella" y Paolo Vallesi con el auténtico hit motivacional que es "La fuerza de la vida", y también se escucha "Senza una donna", original de Zucchero, que ya el galán de teleseries mexicano Guillermo Capetillo había transformado en "Sin una mujer" en su disco Una vez más el amor (1987). Por otro lado Dalma va atrás en la historia hasta llegar al hit de la cantante veneciana Patty Pravo "La bambola" (1968). Pero sobre todo aquí hay una galería de himnos setenteros y ochenteros que calzan muy bien con el gusto por de las radios chilenas de entonces.

Entonces aparecen "Te amo" y "Gloria", doblete de Umberto Tozzi, junto a la intensidad de "Margarita", de Ricardo Cocciante, y a "Yo no te pido la luna", original del mencionado Zucchero entre otros autores, popularizada luego por Daniela Romo y Javiera Mena con décadas de diferencia. Hay un par de redescubrimientos en "Poco a poco me enamoré de ti" (1978), éxito de la banda italiana Collage; y "Tornerò" (1975), otro impacto similar, del grupo I Santo California: luego fue difundida como "Volveré" por el bigotudo argentino Diego Verdaguer, el mismo que hacía pareja con Amanda Miguel, popularizada a su vez por los éxitos "Él me mintió", "Así no te amará jamás" y "Mi buen corazón", si hay que entrar de lleno en la nostalgia AM. Dalma muestra la pachorra necesaria para vestir con propiedad toda esta ropa prestada y reflotar de paso una carrera radial que no ha vuelto a tener éxitos propios del calado de "Esa chica es mía" (1989), "Bailar pegados" (1991) y "Una historia distinta" (1992), pese a que en todos estos años no ha cejado en el empeño de grabar discos.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores