Jorge Baradit publica novela inspirada en la abducción del cabo Valdés

"Lluscuma", basada libremente en este conocido episodio de la ufología nacional, se presenta este sábado en la Filsa.

05 de Noviembre de 2013 | 17:43 | Por Alberto Rojas, Emol

SANTIAGO.- "Un cabo del Ejército es abducido por una luz y regresa con barba de cinco días y su reloj detenido; nuestro propio Marty McFly. Sus conscriptos aterrados lo escuchan decir frases incoherentes en estado de shock. El 'Caso del cabo Valdés', supuestamente abducido en pampa Lluscuma en 1977, explota en los diarios, pero el evento es acallado en el Ejército por el mismo Pinochet. Eso basta para que se desate mi paranoia".

Éste es el punto de arranque de "Lluscuma" (Ediciones B, $12.000), la nueva novela de Jorge Baradit ("Ygdrasil", "Synco", "PDK"), que será presentada oficialmente en la Feria Internacional del Libro de Santiago este sábado 9 de noviembre, a las 20:00 horas.

Basada libremente en el llamado "Caso del cabo Valdés", uno de los "encuentros cercanos" más famosos en el mundo de la ufología chilena, esta novela entrelaza dicho episodio —que el mismo Valdés ha insistido en desmentir— con la vida del joven Fernando Camargo, quien carga con el trauma de que su abuelo haya sido un torturador.

-En mayo de 2012 "Lluscuma" empezó a ser publicada por entregas semanales en La Segunda. ¿Cómo evalúas esa experiencia desde tu perspectiva de escritor?
-Demente. Desde mayo a noviembre fue surfear la cresta de mi ola concentrado al máximo para no caerme. Terminé literalmente enfermo. Llegar con un capítulo a la semana, escribir en una vitrina, todo en tiempo real durante seis meses sin fallar una sola vez, me dejó mal. Pero feliz, fue una experiencia límite de esas que agradeces vivir, pero que no repetirías. Como irse en moto a cruzar el desierto de Atacama, que lo hice en 2001; después le haces el check y a otra cosa. Las gracias a La Segunda, porque fueron increíbles en su respeto a mi libertad creativa y temática.

-¿Qué diferencias encontrará el lector entre dicha entrega semanal y este libro?
-Lo que hice en La Segunda fue un diario de campaña, escrito en las trincheras con lápiz de mina, pasta o barro. El registro de una caída en picada. Tiene ese tremendo y único valor. Pero "Lluscuma" es una obra. Fue revisado, corregido, ampliado y editado con la calma y el cuidado que sólo los meses de trabajo en laboratorio pueden dar. Es una obra nueva, pulida, mejor. Me tiene muy contento, creo que es mi mejor trabajo, me sentí muy "escritor". El término nunca me ha dejado cómodo, porque prefiero ser un narrador que usa cualquier plataforma para contar historias, incluso Twitter. "Lluscuma" me hizo sentir que la palabra escrita y el lápiz en la mano (porque manuscribo mis textos, no uso computador sino hasta el traspaso final a software) se sentían bien consigo mismos.

-"Lluscuma" se mueve en las mismas aguas ucrónicas y políticas que "Synco". ¿Crees que la historia de Chile se presta para la construcción de visiones alternativas?
-En un país donde la historia oficial ha estado constantemente construida a conveniencia de un sector pequeño de la población, que cuenta las cosas a su modo, filtrada por sus intereses, por su religión, por sus valores y sus objetivos. Obviamente las incongruencias del "guión" se prestan para recontar y buscar la "verdadera verdad". O, derechamente, ante la imposibilidad de conciliación, inventarse la propia y punto. Me interesa la memoria, pero a la manera de los rostros de Roger Bacon o la imaginería de Matta, deformes como un sueño.

-¿De qué manera este nuevo libro se conecta con otras de tus obras, como "Ygdrasil" o "PDK"?
-Todo está inevitablemente conectado, mi dinámica escritural hace arqueología con mi cabeza. Por donde le entre al cráneo voy a terminar llegando a un núcleo nebuloso, pero claramente hecho de lo mismo, aunque distinto. Cuando me dicen "por qué no escribes otras cosas", los mando al demonio. Esto es una búsqueda a machetazos, muy estridente a veces, hacia el centro de mi centro atraído por una centrífuga que desconozco; no es un circo de novedades. Si no le gusta, váyase para otro lado y listo.

-¿Y cuáles serán tus próximos pasos?
-"Lluscuma" me dejó deshidratada la mente. Pero tengo proyectos para un libro en conjunto con escritores que hemos participado en bandas de música. Se llamaría "Punk Rock" y hasta el momento tenemos arriba a Daniel Hidalgo, Maori Pérez, Víctor Bascur y un par de sorpresitas extranjeras. Aún no buscamos editorial, pero será algo bueno, estoy seguro.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores