Actor chileno cuenta cómo llegó a la serie "Game of Thrones"

Pedro Pascal interpretará al príncipe Oberyn Martell en la nueva temporada de la serie de HBO, que se estrena este 6 de abril. Luego, tiene planes de grabar en Chile, aunque su primer intento no fue auspicioso: "Audicioné para la película de los mineros, pero no quedé".

25 de Marzo de 2014 | 14:56 | Por Catalina Alarcón Parr, Emol

''Grabé mi audición con mi iPhone'', cuenta Pedro Pascal con tono incrédulo.

Twitter.com/GameOfThrones

SANTIAGO.- "Me saldrá un poquito spanglish. Si estoy un poquito más complicado tendré que hablar en inglés", advierte desde el otro lado del teléfono Pedro Pascal, el actor de origen chileno al que a partir de abril se podrá ver en la nueva temporada de "Game of Thrones".

Con la risa y el entusiasmo brotándole a borbotones, Pascal se dispone a hablar de todo, excepto de lo que implique adelantar el nuevo ciclo de la exitosa serie de HBO. "Está lleno de sorpresas. Nunca sabes cuándo va a pasar algo", asegura el actor que interpretará al príncipe Oberyn Martell, en la nueva temporada que se estrena este 6 de abril.

Según cuenta, su llegada al programa fue algo extraña, cómica y sorpresiva. "Mi agente me avisó de la audición, y tuve que grabar unas escenas, y después mi agente las mandó a Londres, así que lo hice con mi iPhone", cuenta entre risas.

"¡Grabé mi audición con mi iPhone!", reitera con tono incrédulo. "Eran alrededor de 17 páginas. Los creadores del programa se pusieron en contacto conmigo, me mandaron un mail agradeciendo por audicionar, por hacerlo bien y me preguntaron si podría hacerlo de nuevo. Así es que la segunda vez, por supuesto, lo hice más profesional, no lo hice con el iPhone. Lo siguiente que supe es que HBO me mandó a Belfast, Irlanda del Norte, para conocer a todos".

Sin embargo, hasta entonces nadie le había dicho que había obtenido el rol, por lo que viajó a Irlanda aún dispuesto a luchar por el papel. "Tenía la impresión de que tenía que audicionar nuevamente, que tenía que ir a convencerlos de que era el indicado para el papel, pero aparentemente ellos ya lo habían decidido, sólo que esa información nunca me llegó", cuenta entre risas.

"Estaba súper confundido, porque llego, entro y me están diciendo: '¡Felicidades!, qué bueno que viniste, qué bueno conocerte, buscamos mucho tiempo a alguien para este rol'. Y en mi cabeza pensaba: '¿Me dieron el papel?'. Así que me mandaron ensayar. Así me di cuenta de que estaba completamente confirmado, que el rol era mío y ellos lo sabían. Fue realmente gracioso", relata en riguroso spanglish.

Para el chileno, llegar a "Game of Thrones" no era un desafío más, sino que era una especie de sueño. No sólo por significar un gran salto en su carrera —antes sólo había tenido papeles pequeños en series como "Buffy, la cazavampiros", "The Goodwife", "Graceland" y "Homeland", entre otras—, sino porque era un gran fanático de la serie antes de llegar a ésta.

"Miré las primeras dos temporadas, cuando estaba viendo la tercera tuve que parar y estaba obsesionado con el programa. Nunca pensé ser parte de esto. Así que imagínate lo que era leer los guiones antes de grabar, tenía que hacerlo más de una vez. La primera vez que leía el guión, me los devoraba como un verdadero fan, la segunda como alguien que realmente iba a participar, como un actor, porque las sorpresas son grandes", insiste.

Vengar a la hermana

El proceso para buscar a quien interprete al príncipe Oberyn Martell no fue fácil. Según los productores de la serie, David Benioff y Dan Weiss, fue realmente difícil encontrar a una persona con las características necesarias: Sexy y encantador, pero peligroso; intensamente agradable, pero impulsado por el odio.

"Para ellos fue el tema emocional que tiene el personaje. Todo lo que hace está relacionado con un episodio de su vida: Pierde a su hermana de una forma muy violenta. A partir de eso nacen sus deseos de venganza", cuenta.

"Eso tenía sentido para mí, así que lo puse a prueba en la audición, y fue lo que los convenció y lo que los llevó a darme el papel. Estoy seguro que hubo más cosas que esas, pero no sé qué fueron, qué vieron en mí y los convenció para darme el papel. Sólo entendí lo que pedían para el personaje, la parte emocional de éste", agrega.

El príncipe Oberyn Martell, mejor conocido como La Víbora Roja, es un arrollador guerrero, que tiene en mente la venganza de la muerte de su hermana Elia (esposa de Rhaegar Targaryen), a quien asesinaron durante la toma de poder de Robert Baratheon.

"Lo veo sólo como fantasía, y la única oportunidad de poder hacer eso es interpretar un personaje. Definitivamente entiendo lo que motiva al personaje, tengo una hermana mayor, dos años y medio mayor que yo, es el mundo para mí, así que cualquier cosa que le pase a ella, yo no lo pensaría y me vengaría", asegura entre risas, sobre su similitud con Martell.

"Audicioné para cinta de los mineros"

Luego de nacer en Santiago, Pascal y su familia abandonaron el país tras el 11 de septiembre de 1973, para recalar en Dinamarca, luego en Texas, y después por los más diversos lugares. Más tarde, cuando sus padres volvieron a Chile, él prefirió quedarse en EE.UU. para seguir una carrera como actor, por lo que estudió en el New York University's Tisch School of the Arts.

Sin embargo, su relación con Chile no es muy lejana: Su hermana y sus padres viven en el país, por lo que al menos una vez al año viene a visitarlos. Esto ha hecho que esté dispuesto en comenzar una carrera acá, pero asegura que nunca se ha dado la oportunidad para hacerlo.

"Nunca he tenido la oportunidad de hacer carrera en Chile. Crecí acá, y me quedé en un lugar donde las oportunidades se presentan solas. Me gustaría tener la oportunidad de hacer algo", confiesa.

"Por ejemplo, audicioné para la película de los mineros que grabaron en Chile, pero no quedé", cuenta entre risas, y agrega que "me encantaría realmente tener alguna oportunidad de poder ir y hacer algo ahí".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores