Revelan nuevos detalles sobre el agente secreto que inspiró "James Bond"

El escritor británico Ian Fleming concibió al Agente 007 basándose en algunas características del espía yugoslavo Dusko Popov, quien trabajaba para el MI-6 y para la inteligencia nazi.

16 de Diciembre de 2014 | 09:06 | EFE
El Mercurio.

LISBOA.- Detalles desconocidos sobre la investigación que llevó a cabo el escritor Ian Fleming para crear a James Bond, fueron entregados por el gerente de un hotel portugués en el cual el británico se relacionó con agentes de inteligencia.


Fleming concibió al Agente 007 inspirado en los entresijos del espionaje durante la II Guerra Mundial. Como funcionario de los Servicios de Inteligencia Naval Británica, el autor llegó a Portugal en mayo de 1941 de la mano de la comitiva Sir John Godfrey.


Hospedado en el elegante Hotel Palácio de Estoril, en el balneario luso localizado a 25 kilómetros de Lisboa, Fleming ideó James Bond dentro del "nido de espías" en el que la señorial Estoril se había convertido.


Francisco Corrêa de Barros, gerente de este hotel de cinco estrellas construido en los años 30, corroboró que el establecimiento fue el "escogido por los aliados" como su cuartel general, mientras que el Hotel Parque, "era de las fuerzas del Eje".


Por la neutralidad de Portugal durante la guerra y la proximidad del Océano Atlántico, Estoril era un lugar estratégico de las redes de espionaje de ambos bandos y un punto de referencia para llegar al continente americano.


Corrêa de Barros, privilegiado conocedor de la historia del hotel y de la localidad, constató la tensión que se vivió en esos parajes y dio pistas sobre el día a día de Fleming.


Convivía con espías, muchas veces en las barras de los bares, con los que compartía martinis -un cóctel que sería más tarde bandera de James Bond- y conoció el código morse usado para enviar información confidencial.


El nombre propio que más marcó a Fleming fue, sin duda, Dusko Popov, célebre doble espía yugoslavo que trabajaba tanto para los servicios secretos británicos del MI-6 como para la inteligencia nazi del Abwehr.


La reputación de Popov, considerado "bon vivant" y "playboy", marcaría a Fleming hasta el punto de que su James Bond adoptaría varios trazos del yugoslavo.


Popov, cliente del Hotel Palácio en varias ocasiones, era "muy profesional, con muy buena apariencia y con mucho éxito entre las mujeres", contó el responsable del hotel.


Al espía le llegaron a etiquetar en la jerga de los servicios secretos con el código "triciclo", nombre que, según Corrêa de Barros, correspondía a que iba muchas veces acompañado de tres mujeres.


De entre los episodios que Fleming fue testigo en Portugal, le inspiró especialmente para su James Bond literario el de la famosa apuesta de Popov.


En el Casino de Estoril, el autor británico vio a Popov apostar 40 mil dólares (equivalente a 600 mil dólares actualmente) en una mesa de baccarat, únicamente con el fin de despistar a un enemigo.


Este episodio fue utilizado como base de la primera obra sobre James Bond, "Casino Royale" (1953), donde el agente 007 se mide al villano Le Chiffre en una mesa de baccarat (versión de un juego de cartas).


El Casino de Estoril y 007 se volvieron a cruzar en 1969, cuando la zona fue escogida como uno de los locales de rodaje del filme "007 al servicio de su Majestad".


En esta película, la sexta de la saga, James Bond -encarnado por el australiano George Lazenby-, regresa así al local donde fue concebido, el Hotel Palácio.


Según Francisco Corrêa de Barros, la señorial Estoril es ya uno de los lugares de peregrinación de los fanáticos del espía, inmortalizado en la memoria colectiva por sus autos lujosos, sus atractivas acompañantes y los sugerentes martinis, todos ellos asociados a la estancia de Popov en Portugal.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores