Martín Cárcamo debuta en el teatro y no descarta dar el salto a las teleseries

El animador interpreta a un famoso galán secuestrado por dos solteronas en la pícara comedia "Ellas quieren... él no puede", que mañana se estrena en el Montecarmelo.

09 de Junio de 2009 | 16:54 | Sebastián Cerda, El Mercurio Online

E, ''Ellas quieren... él no puede'', el animador comparte roles con las experimentadas Gabriela Medina y Violeta Vidaurre.

Más

SANTIAGO.- Martín Cárcamo tiene un currículo nutrido en televisión: Programas buscaparejas, para adolescentes, de consultoría amorosa y de concurso, son sólo algunos de los que ha hecho en diversos canales. Y entre ellos, una que otra vez, un sketch que corta la linealidad del espacio lo tiene siempre como dispuesto protagonista.

Esas livianas actuaciones, además de una lejana obra que montó en Valparaíso en su época universitaria, forman todo el currículo actoral del animador de "Calle 7". Pero eso sólo se extenderá hasta mañana, cuando Cárcamo estrene "Ellas quieren... él no puede", su primera obra teatral con todas las de la ley.

Se trata de una pícara comedia en la que comparte roles con las experimentadas actrices Violeta Vidaurre y Gabriela Medina, quienes interpretan a dos solteronas que transforman en su objeto de deseo y obsesión a un galán de teleseries, encarnado por Cárcamo.

"La obra es bien hilarante en algunos momentos", dice el animador, quien explica que, en el montaje, las dos señoras "en un momento deciden cambiar sus vidas, ir al canal y raptar al galán, para que les haga en casa las mismas cosas que hace en la teleserie".

-¿Qué tipo de cosas son ésas?
-Tienen que descubrirlo en la obra, pero él es un galán. Pasan cosas, la gente se va a sorprender, porque son dos señoras que van en busca del premio máximo—, dice tratando de dejar algo a la imaginación.

El animador llegó al papel porque el director de la obra, Christian Villarreal, estaba buscando precisamente a alguien que no fuera actor y que estuviera ligado al mundo de las comunicaciones y la televisión. Sin embargo, ningún nombre lo convencía, hasta que en el Metro se acordó de Martín Cárcamo, cuando lo vio en un afiche publicitario. Ahí decidió que el ex conductor de "Pasiones" tenía que ser su protagonista.

-¿Él había visto tus sketchs en televisión?
-Sí, sabía que yo tenía dotes histriónicos, pero en ningún caso yo soy actor profesional. Era una apuesta, hacer una mezcla. Además que es una comedia liviana, no un gran drama, por lo que se podía lograr si ensayábamos harto. Empezamos los ensayos previo al Festival de Viña, y después seguimos en matzo, abril y mayo. Ha sido un proceso súper serio.

-¿Cómo definirías este proceso?
-Una bendición, un descubrimiento. Es la posibilidad de desarrollarme en un ámbito que no es común y de poder contactarme con el público de otra forma, que es lo que yo buscaba. Y trabajar con la Violeta y la Gabriela me ha hecho súper grato y rápido el proceso. Ellas han sido muy receptivas y generosas, llevan más de 40 años haciendo teatro y yo no llevo ni un día.

-¿Tienes planes de seguir expandiéndote en la actuación?
-He dicho en talla que no descarto hacer teleseries, y mis amigos productores me responden que me van a dar un papel.

-Pero si te ofrecieran un papel en una teleserie, ¿lo pensarías?
-Sí, por supuesto que sí. Un papel pequeño. Pero mi interés, siendo súper honesto, es contactarme con el público, tener un aprendizaje. Ojalá vaya mucho público y se puedan divertir. Con eso estoy más que pagado. Terminado este proceso, podría ver si hago otra cosa, pero ojalá en el ámbito teatral.

-En los '90 hubo muchas voces críticas a que personas sin formación teatral, como Claudia Conserva o Cristián de la Fuente, actuaran en teleseries. ¿Sientes que eso ya está superado?
-Hoy siento que ya no es tema. Hay muchos actores que me han felicitado por actuar, así como muchos actores han animado. Los oficios no son propiedad de nadie, están ahí para el que los quiera desarrollar, sea bien, mal o más o menos. Cada uno puede iniciar su camino, y la respuesta del público será la que mande. Si no, será una experiencia más.

"Ellas quieren... él no puede"

Lugar: Centro Montecarmelo. Bellavista 0594, fono 777-0882.
Funciones: Jueves a las 21 horas, viernes y sábado a las 22 horas.
Precios: $5.000 jueves, $8.000 viernes y sábado.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores