Consumo moderavdo de vino reduce daño oxidativo del ADN

Entre los estudios presentados, se destaca uno australiano que muestra que las personas que consumen alcohol en forma moderada y diariamente tienen entre un 30 y un 40 por ciento menos de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, en comparación a quienes consumen la misma cantidad de alcohol en sólo dos o tres días.

17 de Mayo de 2001 | 22:02 | ORBE
SANTIAGO.- Nuevas evidencias de los efectos beneficiosos de las bebidas alcohólicas y, en especial, del vino, fueron presentadas durante la conferencia ''Alcohol y Vino en Salud y Enfermedad'', organizada por la Academia de Ciencias de Nueva York y que se efectuó recientemente en Palo Alto, California, Estados Unidos.

Ochenta expertos de diferentes países participaron en esta reunión y Chile estuvo representado por el doctor Federico Leighton, director del ''Proyecto Ciencia, Vino y Salud'' de la Universidad Católica de Chile.

El grupo de la UC presentó los resultados de los estudios realizados entre 1998 y 2000, los que demuestran de manera concluyente que el consumo moderado de vino reduce entre un 50 y un 70 por ciento el daño oxidativo del ADN en el organismo, el cual está relacionado con las enfermedades crónicas, algunos tipos de cáncer y el envejecimiento.

El doctor Meir Stampfer, profesor de Salud Pública de la Universidad Harvard, advirtió que es recomendable que ''los abstemios, que no tengan restricciones por salud o religiosas, evalúen la posibilidad de comenzar a beber moderadamente, pues son claros los beneficios del vino y el alcohol consumido moderadamente, que el abstenerse de consumirlo debe corresponder a una decisión informada que evalúe eventuales beneficios y costos''.

Entre los estudios presentados, se destaca uno australiano que muestra que las personas que consumen alcohol en forma moderada y diariamente tienen entre un 30 y un 40 por ciento menos de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, en comparación a quienes consumen la misma cantidad de alcohol en sólo dos o tres días.

Otra investigación destacada fue la realizó el doctor Fulvio Ursini en Italia, donde se detectó un marcado efecto protector de un grupo de polifenoles propios del vino tinto, llamados proantocianidinas, los cuales disminuyen el estrés oxidativo que provocan las comidas grasas.

Cabe indicar, que el octubre próximo, Chile será sede de una Conferencia Internacional sobre Dieta Mediterránea y el 2002 del Congreso Internacional sobre vino y salud organizado por el grupo de investigadores de la UC y expertos de diferentes países.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores