Providencia pagará cuenta de la llama de la libertad

Alcalde Cristián Labbé dijo que su comuna no permitirá que se apague, y que solventará los $4 millones.

07 de Octubre de 2003 | 16:05 | La Segunda en Internet
SANTIAGO.- "Providencia no va a permitir que se apague la llama de la libertad". Así lo resolvió el alcalde de la comuna, Cristián Labbé, quien aseguró sentirse conmocionado por la noticia de que el Gobierno -aduciendo razones económicas- no seguiría pagando las cuentas de gas que permiten que la antorcha instalada desde 1975 flamee sobre la tumba del Libertador Bernardo O’Higgins, ubicada en plena Alameda.

El apagón de la llama de la libertad fue anunciado por el ministro Secretario General de Gobierno, Francisco Vidal, quien explicó que ya no es posible solventar el gasto que significa mantenerla encendida sobre el Altar de la Patria durante las 24 horas del día.

Vidal informó que la última factura de la empresa Metrogas (proveedora del suministro), correspondiente a julio pasado, asciende a 405 mil 621 pesos. El secretario de Estado precisó que el año pasado el Ministerio Secretaría General de Gobierno canceló 4 millones 429 mil 799 pesos por el servicio, desembolso que no será posible seguir realizando -pues según trascendió- la cartera de Vidal sería una de las más afectadas por la disminución de los gastos reservados en el presupuesto del próximo año.

"La municipalidad no tiene problemas en solventar esos más de 4 millones de pesos anuales", sentenció Labbé, quien destacó que la llama de la libertad es "un símbolo que tiene que ver con la historia" de Chile, motivo por el que no puede ni debe extinguirse.

"No hay argumentos"

El jefe comunal de Providencia comentó que luego de conocer la noticia se contactó con el Instituto O’Higginiano y con la empresa Metrogas para ofrecer su respaldo económico, pues dijo, "no hay argumentos para dejar de rendirle honores al padre de la patria".

Labbé comentó que en Metrogas le informaron que la cuenta está al día hasta el minuto, por lo que el mes siguiente Providencia correrá con los gastos que implica mantenerla encendida. "Este es un tributo que la patria rinde a su prócer", subrayó.

Los concejales de la comuna manifestaron opiniones disímiles al enterarse de la decisión del alcalde Labbé. Mientras los concertacionistas cuestionaron la posibilidad de que se destinen platas municipales, los integrantes de la Alianza Por Chile apoyaron incondicionalmente al jefe comunal.

Historia de la llama eterna

Fue instalada el 11 de septiembre de 1975 en Plaza Bulnes durante lo que en ese momento fue calificado como la más gigantesca concentración que se haya realizado en Santiago. Fue encendida por el presidente Augusto Pinochet y los otros integrantes de la Junta de Gobierno "para recordar a los chilenos la decisión de ser libres". El 30 de septiembre de ese mismo año fue trasladada al Cerro Santa Lucía con el objetivo de que pemaneciera allí a la vista del público mientras se construía su emplazamiento definitivo en la futura Plaza Los Héroes. Finalmente, el l 5 de octubre de 1982 se realizó el traslado hasta su ubicación actual en el Altar de la Patria. En aquella oportunidad, 77 jóvenes -representando a los jóvenes inmolados en la Batalla de la Concepción- encendieron y apagaron sus antorchas simbólicamente. Luego columnas de caminantes llevaron el fuego hasta el Altar de la Patria, donde Pinochet encendió la pira definitiva.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores