Ciudadanía debe estar alerta ante cualquier tipo de roedor

Si bien está comprobado que sólo el colilarga transmite el Hanta virus, no es alarmante advertir a las personas que tengan precaución frente a cualquier especie de ratón.

26 de Enero de 2004 | 17:51 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El Hanta virus sigue siendo tema de preocupación, en especial si se trata de la época estival, cuando aumentan las visitas a campings y a zonas donde existen mayores posibilidades de toparse con el famoso ratón Oligoryzomys longicaudatus, más conocido como ratón colilarga, el transmisor de la enfermedad.

Sin embargo, no es exagerado plantear la idea de que la ciudadanía no debería esperar el verano para tomar precauciones, y se debería cuidar ante cualquier tipo de ratón y no sólo frente el roedor de cola larga.

Dado que en Chile existen alrededor de 60 especies distintas de roedores silvestres, existe la posibilidad de que, además del colilargo, otro tipo de ratón transmita el Hanta.

Aunque no está comprobada, esta hipótesis se sostiene en que se han encontrado especies que si bien no portan la enfermedad, sí se han visto afectadas por ella, lo que significa que son potenciales transmisores.

Son los llamados 'seropositivos', según explica el médico veterinario de la Universidad de Chile y especialista en ecología, doctor Pedro Catán. "Se han encontrado ratones seropositivos; lo que quiere decir que han estado en contacto o han tenido una exposición al virus. De alguna manera ellos han reaccionado frente al virus y si el virus los coloniza podrían eliminarlo y de esa manera también transmitirlo", advierte.

A diferencia del ratón colilarga, que es portador del virus, los ratones seropositivos, que son de especies familiares al Oligoryzomys longicaudatus, se ven afectados por la enfermedad. Hay casos en que la desarrollan y pueden crear anticuerpos para eliminarla y otros en que simplemente mueren o no desarrollan el Hanta. Es con los primeros casos con los que habría que tener cuidado, ya que, eventualmente, podrían trasmitir el virus.

"No es descartable, y eso es importante considerarlo, que alguno de estos roedores, por ejemplo parientes cercanos del colilargo, en algún momento de su infección por Hanta virus, puedan, eventualmente, eliminar virus a través de su orina y durante un corto período ser infectantes", explica Catán.

Sin embargo, el tema no debiera causar alarma, sino más bien motivar a que se tomen las precauciones no sólo frente al transmisor del Hanta, sino ante cualquier tipo de ratón, ya que incluso los urbanos puedes ser portadores de otras enfermedades.

Catán agrega que "hoy no podríamos decir con certeza de que efectivamente existe peligro en otros ratones. Existe la probabilidad, pero a nivel de hipótesis".

Si bien no existen estudios que avalen esta presunción, tampoco hay investigaciones que la desechen. Eso, sumado a la dificultad en la detección de la especie de ratón, hace que resulte preferible tener cuidado ante cualquier tipo de roedor.

"El cuidado debe ser ante cualquier tipo de ratón ya que es fácil confundirse. Una persona puede confundir una rata chica con el colilargo. Alguien puede encontrar un ratón con la cola corta, pero no es que sea corta, sino que se la escindió", continúa Catán.

A su juicio, las campañas de prevención del Hanta virus deberían incluir la advertencia ante cualquier especie y no sólo ante el colilarga.

"Las campañas de prevención deberían decir 'Tome precauciones frente a los roedores en general'. Si alguien es capaz de identificar al colilarga, fantástico, pero creo que el grueso de la población no sabe identificarlos; por lo tanto, las campañas deberían orientarse a tener cuidado con todos los roedores. No olvidemos que los ratones urbanos también transmiten enfermedades", subraya Catán.

Sin embargo, no todos los especialistas opinan igual. Enrique Ayarza, director del Servicio de Salud Metropolitano Occidente, cree que como hasta ahora sólo se ha comprobado que el colilarga contagia el virus, si en las campañas se hablara de las demás especies se confundiría a la opinión pública. "El Hanta no tiene nada que ver con los ratones de la ciudad, por lo que no hay que caer en el miedo a desratizar todo", explicó.

Sin embargo, Ayarza sí sostiene que "uno debe tener cuidado en todos los manejos que significan estar atrayendo o no estar atrayendo ratones”.

Cómo es el ratón colilargo

El Oligoryzomys longicaudatus es un roedor más bien pequeño que no pesa más de 30 gramos. Alcanza 10 a 12 centímetros de largo de cuerpo y su cola mide aproximadamente otros 13 cms. La cola es delgada en relación al cuerpo y es bicolor: oscura por arriba y blanca por abajo.

Las patas traseras son muy largas, lo que le permite desplazarse a saltos y le da la actitud de un canguro. Sus orejas no son grandes y su color es café oscuro y con el vientre más blanco.

Es difícil verlo en el día, porque es nocturno. También es un buen trepador, por lo que puede ser encontrado arriba de los árboles, incluso dentro de nidos abandonados de pájaros.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores