Chile suscribe declaración contra el hambre y la pobreza en Ginebra

Los presidentes Ricardo Lagos, Jacques Chirac y Luis Inazio Lula da Silva, junto al secretario general de la ONU, Kofi Annan, acordaron crear una alianza mundial para combatir la desnutrición y la miseria.

30 de Enero de 2004 | 17:44 | Orbe
GINEBRA.- El Presidente Ricardo Lagos, junto a sus homólogos de Francia, Jacques Chirac; Brasil, Luis Inázio Lula da Silva; y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, emitieron una declaración conjunta contra el "hambre y la pobreza" tras una reunión realizada hoy en la sede de Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza.

El texto reafirma el papel central que cumple la ONU en el mundo y respalda el proceso de reformas iniciado en ese organismo.

"Hemos expresado nuestra profunda preocupación por las tragedias humanas provocadas por la pobreza y el hambre en el mundo. Hemos recordado que 1.100 millones de personas luchan por sobrevivir con menos de un dólar al día, que aproximadamente 840 millones de personas se ven afectadas por el hambre, que unas 24 mil personas perecen cada día y 11 niños menores de 5 años mueren cada minuto por causas relacionadas con el hambre", señala la declaración.

Los mandatarios junto a Kofi Annan pusieron de relieve el vínculo negativo que se da entre el hambre y la pobreza, con la salud, la educación y el desarrollo. "El hambre propicia la propagación de las enfermedades e incapacita a los niños para aprender, reduce la capacidad de trabajo y desorganiza a las sociedades".

En ese sentido, manifestaron su determinación de trabajar juntos para promover una mayor cooperación internacional y aumentar la disponibilidad de recursos con el fin de hacer frente a los apremiantes problemas económicos y sociales.

Al respecto, pusieron especial hincapié en cuanto a que el desarrollo de los países en el mundo sigue siendo lento y desigual, y que un gran número de naciones, en particular en África y en los países menos adelantados, no conseguirán disminuir la pobreza y desnutrición a menos que reciban considerables recursos y apoyo del exterior.

Asimismo destacaron la necesidad de ampliar el diálogo entre el grupo de los 8 y los países en desarrollo para la búsqueda de soluciones a los actuales desafíos económicos y sociales.

Mediante esta declaración, se comprometieron además a crear una alianza mundial contra el hambre y la pobreza, que permita a los países en desarrollo seguir recibiendo ayuda.

"Invitamos a los líderes mundiales a que se sumen a esta alianza, recordando, según las palabras del Secretario General, que un mundo sumido en la privación del hambre, la prevalencia de las enfermedades y la desesperación de la pobreza no será un mundo de paz".

"Invitamos a los países donantes y al sector privado que aporten contribuciones sustanciales a los diferentes fondos e iniciativas para combatir el hambre y la pobreza. (...) Invitamos también al Banco Mundial y otras instituciones financieras, incluido los bancos regionales de desarrollo, a que aumenten sus programas en esta esfera".

A fin de contribuir con medidas concretas a la lucha contra el hambre y la pobreza, los presidentes Chirac y Lula acordaron formar un grupo técnico que se aboque al estudio de diferentes propuestas encaminadas a promover fuentes innovadoras de financiamiento.

Dicho grupo estará integrado por expertos de Brasil, Francia y de otros países interesados, y preparará un informe para septiembre de 2004.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores