Lagos y Kirchner inauguran placa recordatoria en monumento Cristo Redentor

En la ceremonia, ambos mandatarios ratificaron el compromiso con la paz, con una placa que dice que "se desplomarán las montañas" antes que se rompa la amistad entre los dos países.

13 de Marzo de 2004 | 11:30 | Orbe
SANTIAGO.- El Presidente de la República, Ricardo Lagos, junto al Primer Mandatario argentino, Néstor Kirchner, inauguró una placa recordatoria en el marco de un acto de conmemoración de los 100 años del monumento al Cristo Redentor.

Cristo Redentor
Los Presidentes de Chile y Argentina, Ricardo Lagos y Néstor Kirchner, respectivamente.
En una emotiva ceremonia en la que además del clima de amistad reinó el frío y el viento, los mandatarios recordaron una frase grabada en una placa del momumento, que asegura que "se desplomarán las montañas" de Los Andes antes de que se rompa la amistad entre los dos países.

El Presidente Lagos destacó que "queremos construir una sociedad basada en los valores profundos del humanismo, con igualdad de oportunidades para cada uno de nuestros hijos".

Señaló que "afrontamos la responsabilidad del progreso de nuestros países y la construcción de la paz y la estabilidad en América Latina y allí donde somos necesarios", puntualizando que esta tarea "nos exige no sólo seguir enriqueciendo nuestras relaciones bilaterales, sino también fortalecer la cooperación multilateral".

La estatua, erigida el 13 de marzo de ese año a 3.900 metros de altura, selló definitivamente hace 100 años la promesa de desarme ente las naciones tras una serie de conflictos limítrofes que se agudizaron en la última mitad del siglo XIX.

Cristo Redentor
Ministro Secretario General de Gobierno Francisco Vidal
El nuevo emblema dice: "A los pies de este Cristo Redentor, Néstor Kirchner, Presidente de la Nación Argentina y Ricardo Lagos, Presidente de la República de Chile, en nombre de sus pueblos reafirman el compromiso solemne de hermandad entre ambas naciones al cumplirse cien años de la inauguración del monumento a la paz. Cordillera de Los Andes, Paso el Bermejo, 13 de marzo de 2004".

"En este lugar esta la llave de nuestro futuro: la integración, las creencias compartidas (...) y el camino hacia una verdadera asociación estratégica", dijo Kirchner, mirando el Cristo construido con el bronce de los cañones del Ejército de San Martín.

Los gobernantes agradecieron al Papa Juan Pablo II su mediación a fines de 1978 en el conflicto que mantenían Argentina y Chile por tres islas en el canal de Beagle, en el sur del Estrecho de Magallanes, y que estuvo a punto de provocar la guerra.

"La paz suprema es una tarea permanente que no debe darse por concluida", señaló el Papa, en un mensaje leído hoy en la cumbre por los nuncios apostólicos de ambos países.

La ceremonia estuvo llena de simbolismos, donde huasos y gauchos, con sus correspondientes indumentarias, se dieron un fraternal abrazo, símbolo que imitaron los comandantes en jefe del Ejército de ambos países.

Además se contó con la participación de 50 jóvenes de ambas nacionalidades quienes enarbolaron las banderas chilena y argentina, de un batallón de 29 soldados que vestían uniformes de paz y de montaña.

Al acto de conmemoración también asistieron autoridades políticas y eclesiásticas de los respectivos países. El cardenal y arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz en compañía del obispo de Corrientes, monseñor Castagna, leyeron un mensaje enviado especialmente por el Papa Juan Pablo II.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores