Corte procesa a pedófilo norteamericano que vivió en Maipú

Se trata de Thomas Arthur Bertinuson, quien fotografiaba a niños de una villa en la comuna de Maipú. Hoy fue encausado por el delito de utilización de menores en la producción de material pornográfico y otros actos de significación sexual.

16 de Marzo de 2004 | 11:24 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- La Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago resolvió someter a proceso al ciudadano norteamericano Thomas Arthur Bertinuson como autor del delito de utilización de menores en la producción de material pornográfico y otros actos de significación sexual.

El estadounidense, de 53 años, quien fotografiaba a niños de la villa en que residía en la comuna de Maipú, fue puesto a disposición de la justicia el 28 de julio de 2001, acusado por la policía civil -que lo detuvo dos días antes- de producir pornografía infantil y falsificar un documento público.

Tras su detención, los niños afectados fueron citados a declarar. Ante el tribunal contaron que Bertinuson les hacía cariño, los tocaba y les sacaba fotos, algunas incluso en el baño.

Sin embargo, los testimonios no fueron pruebas suficientes para la jueza del 34° Juzgado del Crimen de Santiago, Cecilia Venegas, quien lo dejó en libertad por falta de méritos, aún cuando en Estados Unidos estaba acusado de abusos reiterados a menores de edad.

Tras una apelación de la Liga Chilena contra la Pedofilia, el tribunal de Alzada, integrado por los ministros Jorge Zepeda, Alejandro Madrid y el abogado Emilio Pfeffer resolvió además que "la señora juez iniciará las gestiones pertinentes a fin de solicitar la extradición del procesado", quien se encuentra en Estados Unidos.

Según el fallo conocido hoy, "a partir de los primeros meses del año 2000 hasta mediados del 2001, un sujeto que previamente había diseñado una página de internet, se dedicó a exhibir en ella a niños desnudos; material pornográfico obtenido de tomas anteriores que reprodujo y tomas actuales, las que por su forma y contexto obsceno e impúdico pretendían el comercio sexual al dirigirse a la exitabilidad sexual del receptor, teniendo también como fin la propia satisfacción libidinosa del hechor, atacando de esta forma la integridad sexual de los menores".

Era muy querido por los niños del lugar

Desde que llegó a Chile en 1999, Bertinuson había iniciado actividades para promover el turismo sexual hacia el país. Para este propósito, según la Interpol y la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de la Policía de Investigaciones de Chile, ofrecía menores en forma encubierta en la página web "www.barriotreasures.com" (tesoros del barrio).

En dicho sitio, publicaba fotografías de niños de la villa en la que residía, con el objetivo de solicitar "padrinos" que los apoyaran con ropa, juguetes y otros artículos.

Era muy querido por los niños del lugar, a quienes regalaba dulces y daba clases gratis de inglés.

En el computador de su casa fueron encontradas decenas de miles de fotos y 500 videos con pornografía infantil, elementos que la justicia no consideró suficientes para procesarlo, puesto que no se podía acreditar que las fotografías de niños con el torso desnudo habían sido producidas en territorio nacional, tal como lo señalaba el Código Penal.

Bertinuson usaba el apodo de "Tom Mc Donald" y se presentaba como vendedor de juegos de video en CD.

Tras ser liberado en Chile, el pederasta se entregó el martes 7 de agosto de 2001 a los agentes del FBI en Santiago y volvió a Estados Unidos, donde tenía más de un centenar de cargos por delitos cometidos contra siete niños norteamericanos.

Al llegar a su país, Bertinuson fue detenido en la cárcel de la ciudad de Martínez, en las cercanías de San Francisco. El juicio en su contra comenzó el 17 de julio de 2002.

Más información en especial de pedofilia
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores