Mañana inauguran en Chile el gran telescopio del SOAR

Fue construido por un consorcio estadounidense-brasileño en la cumbre del cerro Pachón, a 2.700 metros de altura, en medio del valle de Elqui.

16 de Abril de 2004 | 16:38 | Por Ignacio Badal/Reuters
SANTIAGO.- Los astrónomos norteamericanos abrirán el sábado una nueva ventana al cosmos cuando inauguren un poderoso telescopio en el norte de Chile, que aprovechará la transparencia de sus cielos para atrapar con nitidez imágenes de los objetos visibles más distantes en el espacio.

El nuevo Observatorio Austral de Investigaciones Astrofísicas (SOAR, por su sigla en inglés) fue construido por un consorcio estadounidense-brasileño en la cumbre del cerro Pachón, a 2.700 metros de altura y 500 kilómetros al norte de Santiago, en medio del valle de Elqui.

El esfuerzo científico, que demandó unos 30 millones de dólares, fue financiado por el organismo gubernamental estadounidense Observatorio Nacional de Astronomía Optica (NOAO, por sus siglas en inglés), el Estado de Brasil y las universidades de Michigan y de Carolina del Norte.

"SOAR es un telescopio moderno y fue diseñado específicamente para poder sacar las imágenes más nítidas posibles desde la Tierra", dijo a Reuters el astrónomo de NOAO, Hugo Schwarz.

El telescopio, con una lente de 4,2 metros de diámetro, forma parte de un complejo que incluye otros dos vecinos, el veterano observatorio Tololo, de 4 metros, y el Gemini, de 8 metros que fue inaugurado hace dos años. Cada uno tendrá una misión específica y complementaria.

El Tololo se dedicará a los campos de visión amplios, mientras que el SOAR se dedicará a campos visibles más pequeños, utilizando incluso su capacidad de captar luz infrarroja, tarea que, en todo caso, estará más concentrada en el Gemini.

El SOAR también ha sido preparado para ampliar el espectro lumínico hacia la luz ultravioleta "que es la radiación más difícil de observar, porque la precisión de la óptica debe ser más alta para poder observar en ese rango", dijo Schwarz.

Otra de sus características es su tecnología de "óptica adaptiva", un sistema con un espejo deformable que puede compensar en tiempo real los movimientos de la atmósfera, que producen turbulencias en la observación.

Corrigiendo esa distorsión, el SOAR podrá captar imágenes casi tan nítidas como las del célebre telescopio especial Hubble.

El SOAR es el sexto observatorio que se construye en el norte de Chile y el quinto en el valle de Elqui, un lugar preciado por los astrónomos por sus cielos despejados, lejanía de sitios luminosos, vientos suaves y escasas lluvias que permiten más de 300 días al año de observación.

Pese a que los fondos aportados para la construcción provienen de Estados Unidos y Brasil, una disposición legal obliga a que un 10 por ciento del tiempo de observación deberá ser destinado a los astrónomos chilenos.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores