Magistrados lamentan afirmaciones de ministro Bates

El Presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Diego Simpertigue, recordó las palabras del Presidente Lagos que en diversas oportunidades ha afirmado que "hay que dejar que las instituciones funcionen".

28 de Abril de 2004 | 14:49 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El Presidente de la Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial, Diego Simpertigue, lamentó las afirmaciones vertidas por el ministro de Justicia, Luis Bates, respecto a su preocupación por los tres años de tramitación que lleva el proceso judicial que sustancia la ministra en visita Gloria Ana Chevesich, por irregularidades en el ministerio de Obras Públicas.

Al comentar las declaraciones, el magistrado sostuvo que se siente en el deber de recordar las palabras que en más de alguna ocasión ha pronunciado el Presidente de la República, Ricardo Lagos, en relación a que "hay que dejar que las instituciones funcionen", y destacó que uno de los principios fundamentales del ordenamiento jurídico del país es la independencia de los Poderes del Estado.

El ministro de Justicia, Luis Bates, criticó ayer la lentitud del proceso y dijo, sin aludir a la ministra Chevesich directamente, que hay jueces "buenos" y "mediocres".

Simpertigue puntualizó que si bien esta investigación judicial comenzó en el año 2002, derivada del proceso conocido como caso "Coimas" a cargo del ministro en visita Carlos Aránguiz, el trabajo de la ministra Chevesich se remonta al 21 de enero de 2003, fecha en que fue designada por el Pleno de la Corte Suprema para indagar en los eventuales ilícitos que se denunciaron en esa secretaría de Estado.

Recalcó además que preocupa a los Jueces, más que a nadie, la prolongación excesiva de una causa, y sostuvo que cuando ello es necesario lo que debe primar es el sentido de justicia antes que el de celeridad de los procesos.

El magistrado de la Corte de Apelaciones de Concepción consideró, asimismo, que no es conveniente calificar a los ministros de buenos o mediocres en función de cuestiones formales, especialmente por una autoridad del Estado.

Agregó que este tipo de apreciaciones la mayoría de las veces no dice relación con la realidad, ya que los procesos son muy distintos unos de otros y la actuación del Juez hay que calificarla en función de cada uno en particular.

Finalmente afirmó que los jueces trabajan con los medios que el Estado les entrega, los que no siempre han sido los adecuados para cumplir una función tan delicada.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores