General Contreras: "En la DINA no hubo ninguna política de tortura"

"Me hubiese gustado que el general Pinochet hubiese dicho lo que dijo el general Cheyre", dijo el ex director de la DINA, en referencia al documento en el que el actual Jefe del Ejército reconoce la responsabilidad de la institución en las violaciones a los Derechos Humanos.

10 de Noviembre de 2004 | 14:21 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
Bachelet nunca estuvo en Villa Grimaldi
Insistiendo en que una gran cantidad de personas que dicen haber sido torturadas mienten, el general Contreras afirmó que la ex ministra de Defensa, Michelle Bachelet nunca estuvo en el centro de detención Villa Grimaldi.

“El general Leigh le pidió al general Pinochet que se detuviera a la señora Bachelet y a su madre. Yo no tenía en la DINA ninguna razón para detenerla porque nunca fue terrorista en aquel tiempo. Se detuvo y la orden que recibí yo era entregarla al Jefe de Inteligencia de la Fuerza Aérea. Eso fue lo que se hizo. Luego, la señora Bachelet nunca estuvo en Villa Grimaldi”, aseveró.

El general (r) recordó que la actual candidata presidencial, siendo ministra de Defensa, declaró en su contra en catorce oportunidades, en un proceso por la desaparición de individuos a quienes se les perdió el rastro entre junio del ’74 y febrero del ’75.
SANTIAGO.- El general (r) Manuel Contreras fue enfático esta tarde en señalar que en la Dirección de Inteligencia Nacional que él dirigió en los primeros años del régimen militar nunca hubo una política de tortura ni tampoco de exterminio de opositores.

"En la Dirección de Inteligencia Nacional no hubo ninguna política de tortura ni tampoco de detener gente para asesinarla ni cosas por el estilo. Jamás se ordenó", afirmó tajante al retirarse del Palacio de Tribunales tras ser notificado de la nueva condena que dictó en su contra el ministro de fuero Alejandro Solís.

Pese a que sostuvo que él nunca recibió órdenes superiores de aplicar torturas a presos políticos, el retirado general afirmó que "me hubiese gustado que el general Pinochet hubiese dicho lo que dijo el general Cheyre, en el mismo sentido", en clara referencia al documento del actual Comandante en Jefe del Ejército en el que reconoció la responsabilidad de la institución castrense en las violaciones a los derechos humanos.

Al respecto el general (r) dio a entender que el pensamiento de Cheyre no lo representa, puesto que aseveró que "el general Cheyre habló en nombre del Ejército. Yo no tengo opinión de lo que el Comandante en Jefe pueda decir porque él está hablando a nombre de su Ejército".

Contreras fue condenado hoy a 15 años de prisión como autor de secuestro calificado del mirista Luis San Martín Vergara desaparecido en diciembre de 1974.

Esta sentencia se suma a la que recibió de parte del mismo magistrado por su responsabilidad en la desaparición del también militante del MIR Miguel Ángel Sandoval.

"Esta nueva condena, como lo he dicho otras veces, es de un ministro mirista que fue, lo es, y los seguirá siendo, como una venganza por todos los hechos ocurridos con los terroristas antiguamente", recalcó.

El ex director de la DINA, procesado por diversas causas de derechos humanos, explicó que muchas de las personas que han declarado haber sido torturadas en el informe que hoy se entregó al Presidente Lagos siguieron las disposiciones del "Manuel del Combatiente" elaborado en Cuba.

"Si ustedes tuvieran a mano el Manuel del Combatiente en el cual se establece que un individuo, cuando es dejado en libertad, de inmediato debe concurrir que debe ser torturado, para la cual debe presentar al menos tres testigos", afirmó.

"Esta gente que está declarando son manadas, grupos, que son llevados a declarar falsedades, mentiras", agregó el general, quien aseveró que tiene "más de 150 declaraciones juradas ante notario de personas que estuvieron detenidas y que fueron llamadas para decir que fueron torturadas, así que esto de la tortura no me llama en absoluto la atención", agregó.

Contreras insistió en que en la DINA nunca se ordenó tortutar a nadie debido a que su misión era dedicarse a labores inteligencia, "y como una cosa eventual detener a individuos terroristas cuando se producían combates urbanos, y eso es lo que se hizo".

Para graficar aquello, Contreras recordó que llevó un hipnotizador ante el presidente de la Corte Suprema de la época, "y el señor Eyzaguirre vio cuando se interrogaba mediante hipnotismo, lo que es muy bueno".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores