Se agudiza huelga en la mina de cobre El Abra

Dirigentes de la mina, que llevan 21 días en paro, pasaron a huelga de hambre total, en la que ni siquiera se ingieren líquidos. Senador Cantero entregò su apoyo a los dirigentes.

25 de Noviembre de 2004 | 11:45 | Agencias
SANTIAGO.- El conflicto laboral en la mina de cobre El Abra se agudizó hoy, luego de que esta madrugada los máximos dirigentes sindicales de los trabajadores en paro iniciaron una huelga de hambre total, sin ingerir líquidos, ante una nula propuesta de mejoras salariales por parte de la compañía.

La paralización de faenas, que abarca a unos 450 operarios, sumó tres semanas tras el escaso acercamiento para retomar negociaciones colectivas con la minera, que controla en un 51% la gigante estadounidense Phelps Dodge.

"Cada día este conflicto es más crítico (...) de una huelga de hambre ahora los dirigentes pasaron a una huelga seca (...) para dejar la compañía", dijo Rodrigo Hernández, portavoz del principal sindicato.

El paro de los trabajadores de El Abra, ubicada en el extremo norte del país y a una altura de 4.000 metros sobre el nivel del mar, se ha desarrollado casi en forma simultánea con una nueva escalada en el valor del metal rojo.

Hoy el precio del cobre se cotizó en 148,325 centavos de dólar por libra y bordeó nuevos máximos en 16 años.

El Abra planea producir entre 220.000 y 230.000 toneladas de cátodos de cobre este año y su administración ha asegurado que su programa minero no se ha visto alterado, pese a que esta huelga ha sido una de las más extensas en la industria local.

"Es imposible que una mina después de tres semanas en paro pueda sostener que funciona normalmente. Esto no resiste mayores comentarios", dijo Hernández.

"Nosotros seguimos en huelga y a la espera de que la empresa presente una mejor oferta", agregó Hernández.

En la propiedad de la mina también participa el mayor productor de cobre del mundo, la estatal chilena Codelco, con un 49%, aunque la corporación no tiene injerencia en la administración.

Pese a ello, los dirigentes de los sindicatos solicitaron la mediación de Codelco y de autoridades parlamentarias de la zona.


Senador Cantero Molesto

Molesto se mostró el senador Carlos Cantero (RN) con las autoridades de la minera, quien lamentó que "se deba llegar a medidas de fuerza tan violentas como el asumir una huelga de hambre para lograr cautelar derechos laborales, lo que no habla bien de las relaciones laborales en esa empresa".

Cantero explicó que "la empresa se ha comprado este conflicto por discriminar y abusar de sus trabajadores, agravándose esta situación, cuando las peticiones son justas y la empresa se niega a aceptarlas".

El senador detalló que "la huelga legal se inició debido a la escasa comunicación y la falta de consideración y responsabilidad social de Minera El Abra, con sus trabajadores, que buscan mejorar sus expectativas económicas y poder firmar un contrato colectivo que satisfaga sus sentidas aspiraciones laborales".

Ante esto el senador Cantero entregó todo su respaldo a los dirigentes del Sindicato El Abra, en particular a su presidente Julio Ramos y a sus trabajadores.

El senador de Renovación Nacional dijo que "no existen condiciones semejantes a la de otros trabajadores mineros y sobre todo, no existe respeto a los derechos laborales y sindicales. Al mismo tiempo reiteró su preocupación por la inconsecuencia de la empresa, cuando se trata de usar la figura de los trabajadores de reemplazo".

Cantero criticó a los ejecutivos de El Abra advirtiendo que "existe falta de visión y manejo de situaciones complejas; actuaciones como éstas, no están a la altura de quienes tienen que supervigilar y cautelar la responsabilidad social corporativa".

El congresista manifestó su preocupación por el presunto intervensionismo y la acción permisiva que respecto del conflicto de Minera El Abra, muestran instituciones del Estado, llamadas a cautelar los derechos de los trabajadores, las que se muestran lentas y poco celosas en cumplir sus funciones cuando se trata de una empresa del cobre, lo que calificó como "sospechoso".

El senador insistió en que "la Dirección del Trabajo de Calama, no logra cautelar los derechos de los trabajadores, a pesar que han denunciado, en innumerables ocasiones, problemas en materia de higiene y seguridad, excesivas horas de traslado al trabajo las que no son adecuadamente remuneradas, malas condiciones para la alimentación, sumándose a esto, el sentimiento de malestar de los trabajadores respecto de la empresa al no aceptar un contrato colectivo, que contiene aspiraciones económicas y sociales justas".

Ante esto el senador Cantero llamó a la tranquilidad de los trabajadores y a sus familias, advirtiendo que es el momento de ejercer un fuerte liderazgo, que abra espacios a la participación y que canalicen y representen adecuadamente el interés de los trabajadores.

Cantero dijo que "inevitablemente la empresa debe homologar las condiciones, de los trabajadores de El Abra, con las de otras faenas mineras de la Segunda Región".

Por último el senador Cantero hizo un llamado a los dirigentes para "mantener un diálogo permanente y no sólo durante las crisis, señalando su interés de abrir espacios para una franca conversación, esperando una respuesta consecuente y despolitizada de la dirigencia sindical".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores