EMOLTV

RN y UDI adelantan resistencia si proyectos anticorrupción de Bachelet no cumplen expectativas

El Presidente de la UDI, Hernán Larraín, y el vicepresidente de RN, Cristián Monckeberg, reaccionaron con dureza ante el calificativo de "oposición destructiva" que les dieron los líderes de los partidos de la Concertación.

03 de Enero de 2007 | 08:59 | María Teresa Solinas, El Mercurio Online

SANTIAGO.- El presidente de la UDI, Hernán Larraín, y el vicepresidente de RN, Cristián Monckeberg, rechazaron las duras críticas planteadas en la víspera por la Concertación y adelantaron una férrea resistencia a los proyectos anticorrupción del gobierno en caso de que estas iniciativas no cumplan con las expectativas para erradicar estos ilícitos.


Frente a los dichos de los líderes de los partidos oficialistas acerca de que la Alianza debe centrarse en trabajar por el bien del país, Larraín declaró enfático a Emol que "si los proyectos de ley van por una línea no adecuada, que no ataca las causas del problema y que busca solamente arreglos cosméticos, no vamos a estar dispuestos a dar nuestros votos y ahí no vamos a tener ningún problema en ser obstruccionistas y críticos a las propuestas del Gobierno".


Similar postura expresó Cristián Monckeberg, quien acusó que en la Concertación "se están poniendo el parche antes de la herida ante un eventual rechazo en muchos aspectos y correcciones en otros, respecto a los proyectos de probidad y de transparencia".


Ambos rechazaron así la calificación de "oposición destructiva" que les dieron ayer  los timoneles de los partidos de la Concertación luego de la habitual reunión que sostienen a inicios de semana.


Según Monckeberg, los timoneles del oficialismo se están "adelantando a lo que creen que va a ser nuestra respuesta, que es una respuesta cuerda", frente a las votaciones de los proyectos de ley que pretenden concretar durante este año.


Larraín expresó que las críticas de la Concertación, que además conminó a la derecha a terminar con la "guerrilla mediática" no son más que la respuesta a las acusaciones de corrupción.


"Lo que ocurre es que no estamos conformes con la red de corrupción que han ido instalando los gobiernos de la Concertación y mucho menos con su debilidad para terminar con dicha red", señaló Larraín.


No abandonarán postura crítica


Según el máximo personero gremialista, éste sería el "eje central" de la molestia que tiene la Concertación. Sin embargo, recalcó que no abandonarán su postura crítica, ya que "está el bien del país, la ética pública y la imagen internacional de Chile de por medio".


Ambos personeros de derecha expresaron que así como en la Concertación desean la Alianza termine con la "guerrilla mediática" en contra del Gobierno para centrarse en trabajar por el bien del país, ellos esperan que se termine con los hechos de corrupción.


"Lo primero es que desarme la red de corrupción que han instalado durante su gobierno, esta era la tarea primera y más urgente que tiene la concertación. Es inexplicable que no hayan exhibido hasta la fecha mayor voluntad política para eso", señaló Larraín.


Por su parte, Monckeberg expresó que "así como ellos esperan que nosotros terminemos con la guerrilla mediática, ellos tienen que terminar con lo que causa esa guerrilla mediática, los malos manejos de dinero al interior del Gobierno, los manejos oscuros, las pérdidas de plata y los robos de dinero".