EMOLTV

Rescatan a náufrago estadounidense tras permanecer tres días al garete

Ken Barnes estaba en buenas condiciones en general, salvo por una herida pequeña en el muslo derecho.

05 de Enero de 2007 | 08:08 | Rolando Martínez, El Mercurio

SANTIAGO.- Ken Barnes, el solitario navegante estadounidense que naufragó en el Pacífico Sur, a la altura de Punta Arenas, fue rescatado en la madrugada de hoy, en buenas condiciones, tras permanecer tres días al garete en su yate averiado.


Según informó la Armada, el aventurero de 47 años, fue rescatado por el pesquero "Polar Pesca 1", a las 06:48 (10:48 GMT), gracias a las favorables condiciones climáticas, que facilitaron las labores.


Un funcionario, quien pidió no ser identificado en cumplimiento con las reglas de su dependencia, señaló por teléfono a la agencia AP que Barnes estaba en buenas condiciones en general, salvo por una herida pequeña en el muslo derecho.


De acuerdo a los antecedentes aportados por la Armada, el buque pesquero ahora se dirige hacia la boca occidental del Estrecho de Magallanes, distante a unos 500 kilómetros desde donde fue encontrado.


Por ahora se está analizando si el pesquero se encuentra con el remolcador Leucotón de la Armada, o si el mismo Polar Pesca 1 será el encargado de dejarlo en Punta Arenas, lo cual se estima, sucedería recién el próximo lunes.


Barnes está descansando a bordo del pesquero, y según relataron quienes presenciaron el rescate, éste sólo estaba preocupado por ser salvado y no por su embarcación, que quedó a la deriva.


El intento de Barnes, de circunnavegar el mundo, fue interrumpido cuando una tormenta, con olas de 12 metros de altura y vientos de casi 200 kilómetros por hora, provocó distintas averías en su embarcación, siendo la más grave el rompimiento de sus dos mástiles.


Barnes partió de Long Beach, California, el 28 de octubre en un yate llamado Privateer, porque quería lograr el récord Guinness al ser el primer navegante que lograra unir los cabos de Hornos, Buena Esperanza (Sudáfrica) y Leeuwin (Australia), en solitario.


El rescate


El buque pesquero Polar Pesca 1 fue guiado hasta el navegante solitario por un avión de la Armada, que lo había localizado el miércoles en la noche.


La primera visión que hoy tuvieron los pilotos fue una bengala disparada por Barnes. Luego, vieron al navegante, vistiendo una chaqueta amarilla, que saludaba agitando su brazo.


Desde el pesquero, fue lanzada una lancha de goma que rápidamente recogió a Barnes. Una vez a bordo, el rescatado marino se comunicó por radio con los pilotos del avión.


"Me dijo que estaba en buenas condiciones, y que sólo tenía un corte en su muslo derecho", dijo el piloto que habló con él, capitán César Delgado. "Pero lo que más insistía era agradecer la ayuda de la marina chilena. Agradecía una y otra vez", dijo a la agencia AP.