EMOLTV

Víctor Barrueto asume que tuvo un 2006 complicado

Sin embargo, cree que durante el presente año podrá consolidar su proyecto para la Región, a menos que el Gobierno diga lo contrario.

05 de Enero de 2007 | 16:34 | Patricio Yévenes, El Mercurio Online

Víctor Barrueto (00’36’’)


SANTIAGO.- Después de un duro 2006 matizado por distintas revueltas sociales y un comienzo un tanto dubitativo -que provocó más críticas que elogios- el Intendente de Santiago, Víctor Barrueto, confía que 2007 será el año en que consolidará su plan de trabajo para la Región Metropolitana.


"Yo opté por esto. No quise ser senador porque quería justamente tener un trabajo en el servicio público ejecutivo. Creo que nunca había tenido en mi trayectoria política anterior tantas posibilidades de hacer cosas como las que hay acá", explica.


Sin embargo, existe la posibilidad que sus proyectos queden sólo en el papel, ya que trascendidos hablan de próximos cambios en las intendencias.


"Yo entiendo que en este cargo uno no es elegido, por lo tanto, a uno lo puedan confirmar o puede salir. Es parte de las características de este cargo y así lo asumo. Yo estoy tranquilo, trabajando en torno a los distintos proyectos que estamos impulsando y con bastante confianza", comenta Barrueto, quien, además, dice estar bastante conforme de la evaluación que ha recibido por parte de sus pares.


Amargo 2006


Al momento de evaluar su desempeño durante 2006, el Intendente Metropolitano recalca que fue capaz de levantar un proyecto de ciudad que puso énfasis en trabajar en equipo con las distintas alcaldías.


"Pero el escenario más complejo que me tocó vivir el año pasado, desde un punto de vista social, fue el conflicto de los escolares. Además, se suma una gran contaminación medioambiental, que absorbió bastantes energías y tiempo para poder enfrentarla", comenta el ex diputado.


Fueron estos problemas los que provocaron las mayores críticas, ya que se comentó en más de alguna oportunidad que su trayectoria de 16 años como diputado, interfería en su competencia para estar al mando de la Intendencia.


Según Barrueto, "esa es una tesis que se instalo de algunos lados, yo discrepo completamente de ella. La agudeza que adquirieron el conjunto de conflictos que estallaron al mismo tiempo durante 5 o 6 meses, que incluyo estudiantes secundarios, traslado de la toma de Peñalolén, las malas condiciones atmosféricas (...) me preguntaría cómo lo habría hecho cualquier otro".


¿Un año de consolidación?


A pesar de todo, el Intendente Metropolitano ya se encuentra diseñando lo que él ha denominado la consolidación de su proyecto para la Región Metropolitana: cambiarle la cara a la ciudad a través de distintos parques y áreas verdes.


"Mis prioridades son el Santiago verde, el Parque La Pintana, que son 165 hectáreas, iniciar la recuperación en grande del cerro Renca, comenzar a construir el Parque Inundable La Guada. Son todos hitos urbanos con los que pretendemos cambiarle la cara de la ciudad", explica Barrueto.


Con todo, Barrueto dice estar tranquilo, conforme con los resultados de su gestión y dispuesto a consolidar un proyecto de trabajo que inició durante 2006, sin mostrar mayor preocupación por los trascendidos que hablan de cambios en las intendencias.