EMOLTV

Cortarán todos los accesos terrestres desde Argentina a Uruguay

Este fin de semana quedarán interrumpidos todos los accesos terrestres desde Argentina hacia Uruguay, debido a protestas pacíficas de grupos ambientalistas argentinos que se oponen a la instalación de una planta de celulosa en una zona fronteriza.

09 de Enero de 2007 | 17:11 | DPA
BUENOS AIRES.- El fin de semana próximo quedarán interrumpidos todos los accesos terrestres desde Argentina a Uruguay, como consecuencia de protestas pacíficas de grupos ambientalistas argentinos que se oponen a la instalación de una planta de celulosa del lado uruguayo de la frontera común.

Al corte del tránsito que se verifica ya en la ruta 136 que une a la ciudad argentina de Gualeguaychú con Fray Bentos se sumarán medidas similares en el puente que va de Colón a Paysandú y el de Concordia a Salto, sobre el río Uruguay y en la provincia de Entre Ríos.

"Se está trabajando para eso", dijeron hoy en Buenos Aires integrantes de las organizaciones ambientalistas que promueven esas protestas y que viajaron desde Entre Ríos para una serie de gestiones.

Estuvieron reunidos con autoridades de la prefectura naval argentina, porque entre sus planes figura también eventualmente bloquear el servicio de barcos que une a los dos países.

En declaraciones formuladas a la radio y televisión de Buenos Aires, los asambleístas, agolpados hoy frente a la terminal de la única empresa que cruza el Río de La Plata desde Buenos Aires a Uruguay, aseguraron que "hoy no se va a cortar" el servicio.

Sin embargo, no descartaron que en los próximos días se tome alguna medida de ese tipo, "siempre pacíficamente, sin violencia", aclararon.

Aseguraron que la idea de arrojar huevos podridos se mantiene, pero que no los tirarán contra la gente, sino al suelo. "Para que se sienta el olor permanente que vamos a sentir nosotros cuando se instalen esas plantas" en la franja litoraleña que limita con Uruguay.

Las relaciones entre los dos países vecinos, y socios del Mercosur, pasan por un momento de enfriamiento debido a esta situación.

Uruguay no acepta las exigencias argentinas para que se suspendan las obras y se haga un estudio profundo del impacto ambiental que provocará el funcionamiento de Botnia, una planta de capitales finlandeses, que procesará celulosa para la fabricación de papel.

Las obras están muy avanzadas y según los planes anunciados por al empresa, empezará a operar en la segunda mitad de este año.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo