EMOLTV

Senador Naranjo: "El TC todavía aparece como un poder paralelo a los poderes del Estado"

El parlamentario se manifestó "sorprendido" respecto al fallo que impide distribuir la "píldora del día después" y manifestó que en esta oportunidad "se han impuesto las fuerzas más conservadoras".

12 de Enero de 2007 | 14:03 | Patricio Yévenes, El Mercurio Online
imagen

El senador Jaime Naranjo criticó duramente al TC, interpretándolo como un cuarto poder del Estado.

El Mercurio

SANTIAGO.- Frente al fallo del Tribunal Constitucional que esta mañana decidió prohibir la distribución de la "píldora del día después", el senador PS, Jaime Naranjo, se manifestó bastante sorprendido y declaró que en esta oportunidad "se han impuesto las fuerzas más conservadoras".


Más allá de reflexionar en torno a la medida de prevención de la fertilidad impulsada por el Gobierno, lo que más recalcó el senador Naranjo fue la forma en que intervino el Tribunal Constitucional, ya que consideró que atropelló la voluntad ciudadana.

"En el fondo vamos a tener un cuarto poder del Estado operando en nuestro país, que va a ser el Tribunal Constitucional, y nadie le ha conferido esa categoría ni esa calidad de poder del Estado, entonces es complicado y complejo para el país cuando se establece un suprapoder que es el Tribunal Constitucional”, argumentó Naranjo.

Con respecto a las acciones a seguir, el senador socialista comentó que es materia del Gobierno optar por alguna vía alternativa, las que pueden ser: considerar una opción ejecutiva acudiendo a la Contraloría, o asumir un camino judicial.


"Es una decisión que tendrá que tomar el Gobierno, por qué camino cree que es el más adecuado, recurrir a la contraloría o bien iniciar un camino por el plano legislativo, entendiendo que hay visiones distintas y opiniones discrepantes sobre la materia, pero no hay otra salida", comentó.


Con todo, el parlamentario tuvo una postura crítica respecto a la función del Tribunal Constitucional, ya que considera que es preocupante que éste adquiera atribuciones que "nadie se las ha otorgado".

"Si bien es cierto, el Tribunal Constitucional, luego de las últimas reformas se le restringieron algunas atribuciones, todavía aparece como un poder paralelo a los poderes que realmente operan en el país, y creo que eso realmente es delicado”, enfatizó Naranjo.