EMOLTV

Autoridades peruanas llegan al país por caso Fujimori

El estado peruano está a la espera que se resuelva el pedido de extradición que hizo a Chile, después que Fujimori arribara sorpresivamente a territorio nacional en noviembre de 2005 proveniente de Japón.

28 de Enero de 2007 | 16:04 | ORBE

LIMA.- Dos altos funcionarios de la Procuraduría especial peruana viajarán a Chile para coordinar  la defensa del Estado en el proceso de extradición que se le  sigue al ex presidente Alberto Fujimori, quien reside en el  país.


Según una resolución suprema publicada en el diario oficial  El Peruano, el procurador Carlos Briceño y el abogado Omar  Chehade, jefe de la Unidad de Extradiciones de la  Procuraduría Anticorrupción, arribarán a la capital este lunes 29 de enero y permanecerán hasta el jueves 1 de  febrero.


El estado peruano está a la espera que se resuelva este pedido de extradición que hizo a Chile, después que Fujimori arribara sorpresivamente a territorio nacional en noviembre de 2005 proveniente de Japón.


Las acusaciones son por casos de corrupción y violación a los derechos humanos  cometidos durante su gobierno.


Briceño declaró este domingo a la agencia oficial Andina  sobre "el peligro de fuga" de Fujimori si es que se admite su extradición a Perú.


"Si el ministro instructor Orlando Alvarez (juez de la causa) declara procedente la extradición, sin duda alguna hay un tremendo peligro de fuga, por lo que se entiende que se deben tomar las medidas necesarias, y ésta es revocar la libertad  provisional", remarcó.


Chehade declaró este sábado "que se le viene la noche" al ex gobernante ante los últimos reveses judiciales que ha tenido  durante el proceso de extradición que se le sigue en Chile, como cuando a comienzos de enero la Corte Suprema de Chile rechazó reabrir el sumario, tal como lo había pedido la defensa del ex mandatario.


Las declaraciones de Fujimori y de su defensa en Lima  "muestran con objetividad que están en un mal momento y que  tienen temor", afirmó.


El ex presidente abandonó Perú en noviembre de 2000, tras estallar un escándalo de corrupción que comprometió su gobierno. Luego viajó al Japón desde donde renunció a su cargo. Después de permanecer cinco años en este país viajó a Santiago donde fue detenido. Actualmente, tiene libertad provisional, lo que no le permite  salir del país