EMOLTV

Se profundiza crisis en la DC por presidencia en la Cámara Baja

La pugna que protagonizan la mesa directiva y la disidencia del partido tuvo un nuevo capítulo, en el que se enfrentraron las visiones de la vicepresidenta de la falange, Ximena Rincón, y el diputado "colorín", Carlos Olivares.

31 de Enero de 2007 | 12:43 | Bernardita Marino, El Mercurio Online
imagen

La vicepresidenta de la DC, Ximena Rincón, desconoció el acuerdo de palabra que, según los parlamentarios más afines al ex timonel Adolfo Zaldívar, se estableció hace casi un año.

La Segunda

SANTIAGO.- La pugna que protagonizan la mesa directiva y la disidencia de la Democracia Cristiana (DC) tuvo hoy un nuevo capítulo, en el que se enfrentraron las visiones de la vicepresidenta de la falange, Ximena Rincón, y el diputado "colorín", Carlos Olivares, quienes coincidieron en una ceremonia efectuada en el Palacio de La Moneda.


El primer dardo vino de parte de la ex intendenta metropolitana, quien al igual que el resto de la directiva DC, desconoció el acuerdo de palabra que, según los parlamentarios más afines al ex timonel Adolfo Zaldívar, se estableció hace casi un año y que establecía que la diputada "colorina" Alejandra Sepúlveda sería quien presidiría la Cámara Baja durante este año.


"No hay un acuerdo en ese sentido, hay un acuerdo de combinar las participaciones tanto en las bancadas como en la Cámara de Diputados y ya el jefe de bancada y el subjefe han fijado la línea. Nosotros compartimos esa reflexión y entiendo que hay que esperar hasta la vuelta del receso legislativo que es en marzo", apuntó.


Ximena Rincón hizo estas declaraciones luego de sostener una conversación con el vocero de Gobierno, Ricardo Lagos Weber (PPD), quien ayer se reunió con el ex Presidente Eduardo Frei, en el marco de lo que puede ser considerado como un monitoreo por parte del Ejectuvio a la situación que vive la DC.


Tras conocer los dichos de la dirigente de su partido, Olivares afirmó que "la señora Ximena Rincón no es diputada, no estuvo en las conversaciones. Aquí hubo un acuerdo de 20 diputados (...) Espero que se honre la palabra y que en marzo tengamos una mujer democratacristiana en la presidencia de la Cámara".


El parlamentario agregó que el sector disidente de la falange está evaluando las acciones que llevarán adelante en caso de que no se cumpla este acuerdo.


"Pensamos que hay algunas alternativas que hacer, pero mientras tanto no queremos ponernos en el caso de que no se cumpla la palabra. Yo creo que cumplir la palabra es sinónimo de confianza y de poder trabajar juntos", afirmó.


Una de esas opciones podría ser la formación de una bancada paralela, tal como anunciaron hace unos días los diputados Olivares y Pedro Araya, con la que los disidentes buscarían retomar su influencia en las negociaciones con el Gobierno.


Una posibilidad que no se ve lejana, especialmente luego que la directiva de la DC resolviera el lunes definir a través de una votación secreta el nombre del diputado que representará a la colectividad en la presidencia de la Cámara a partir de marzo de este año.