EMOLTV

Enríquez-Ominami: Un sector de la DC todavía cree que estamos en la inquisición

El diputado socialista dijo que la reacción "histérica" de algunos democratacristianos ante medidas relacionadas con temas valóricos, "nos demuestra que en la Concertación no todos coincidimos en ciertos conceptos ancla o básicos de una coalición que debiera ser pluralista y diversa".

02 de Febrero de 2007 | 17:44 | Orbe

SANTIAGO.- Tras analizar la reacción de la Democracia Cristiana (DC) ante los temas valóricos, el diputado socialista Marco Enríquez-Ominami sostuvo que un sector de ese partido todavía cree que se vive en la época de la inquisición.


El parlamentario dijo que la reacción "histérica" de algunos democratacristianos ante la declaración de admisibilidad del proyecto de aborto terapéutico y del decreto presidencial que busca distribuir la píldora del día después, "nos demuestra que en la Concertación no todos coincidimos en ciertos conceptos ancla o básicos de una coalición que debiera ser pluralista y diversa".


"El pluralismo debiera ser uno de los principios básicos de la democracia. Una sociedad pluralista es la que permite el encuentro respetuoso en la diversidad legítima de todos los seres humanos por igual", afirmó el legislador.


"En este tipo de sociedades, se entiende que el Estado debe ser neutral ante las diferencias de los distintos grupos que la conforman y debe respetar las formas legítimas en que estos manifiestan sus valores y creencias", agregó.


Enríquez-Ominami recalcó que algunos DC creen tener el monopolio de la verdad y niegan la capacidad de discernimiento moral a quienes no sigan sus encíclicas.


"Eso es grave, pero más grave aún es el hecho de imponer sus convicciones a toda una sociedad que no necesariamente entiende que debe vivir sus vidas a la manera democratacristiana. Hay un sector de la DC que hace todos los esfuerzos posibles por retroceder al país a la época de la inquisición", aseguró.


Asimismo, indicó que cuando se discuten los temas valóricos "nos topamos una y otra vez con una de las más evidentes contradicciones de algunos de estos DC, la cual es su falta de compromiso con el respeto a la diversidad y su soberbia moral".


El parlamentario socialista añadió que quienes no concuerdan con las convicciones "moralistas y conservadoras" son acusados de "rupturistas", "enemigos de la Concertación" y "separatistas", pese a que su intención ha sido "tratar de dar forma a un proyecto que tiene sus raíces más profundas en los principios que inspiraron el nacimiento de la coalición: la lucha por recuperar la libertad y devolverle la diversidad al país".