EMOLTV

Furia en Escuela Militar por funcionamiento de Transantiago

Los usuarios que toman locomoción colectiva en el sector, se quejan por la falta de buses y la desinformación sobre los recorridos.

12 de Febrero de 2007 | 08:29 | María Teresa Solinas, El Mercurio Online
imagen

Escuela Militar, 8:00 am.

Juan Eduardo López, El Mercurio.

SANTIAGO.- Profundo descontento por el caos y la demora en el paso de los microbuses se vive a esta hora en los paraderos del metro Escuela Militar. El público que debe tomar locomoción en ese sector, se queja por la falta de buses y la desinformación sobre los recorridos.


"No es justo, dicen que es para mejor y es para peor, no piensan en la gente trabajadora, sino en los que tienen plata", señaló la asesora del hogar Juana Pérez, quien diariamente debe viajar desde Vicuña Mackenna hasta La Dehesa.


Según la usuaria, el retraso en el paso de la locomoción colectiva no le permitirá llegar a su trabajo a la hora, por lo que deberá devolverse a su hogar.


Como ella, cientos de personas han visto retrasados los viajes a sus lugares de trabajo en el primer día hábil de la puesta en marcha del Transantiago.


El obrero de la construcción Juan Gutiérrez, quien diariamente debe viajar desde Recoleta hasta el sector de Los Trapenses en La Dehesa, se manifestó "indignado" por el retraso de los buses y por la descoordinación con que -a su juicio- se ha desarrollado el nuevo sistema de transporte público.


El trabajador explicó que antes sólo tenía que tomar una micro para llegar a su trabajo, en cambio hoy debió hacer tres transbordos y se ha demorado una hora más de lo habitual.


"El Transantiago me parece pésimo, me gustaría que volviéramos al sistema de antes porque ahora voy a llegar tarde nomás a la pega o sino voy a tener que devolverme a la casa", expresó muy molesto.


Los monitores del Transantiago que se ubican en los paraderos para brindar información a los usuarios, se han convertido en el blanco de las molestias.


Sin embargo, ellos afirman que la disconformidad del público se debe más que nada a la falta de buses, situación que se ha vuelto más complicada a partir de las 07:00 horas.