EMOLTV

Refuerzan vigilancia a Fujimori en su nueva residencia

Procurador peruano dijo que se aumentaron de dos a tres los carabineros y éstos vigilan a Fujimori dentro y fuera de su vivienda y conocen "cada movimiento" del ex gobernante.

22 de Febrero de 2007 | 00:05 | Dpa

SANTIAGO.- El procurador anticorrupción de Perú, Carlos Briceño, informó que el gobierno chileno reforzó la vigilancia en la nueva residencia del ex presidente peruano Alberto Fujimori en Santiago, para evitar una eventual fuga o asilo en la embajada de Japón.


Briceño dijo que, además, se dispuso que un policía de la Escuela de Gendarmería pernoctara a diario al interior de la vivienda del ex mandatario.


Las afirmaciones del procurador se conocen un día después de que el vocero subrogante, Carlos Maldonado, señalara que Perú no envió ningún documento a ese país para pedir el refuerzo de la vigilancia policial al ex mandatario y que las existentes son las habituales mientras se resuelve el juicio de extradición en su contra por delitos de violación a los derechos humanos y corrupción.


Fujimori dejó recientemente la residencia que ocupaba en Las Condes y se mudó a un departamento de la misma comuna, pero que queda muy cerca a la embajada de Japón, lo que despertó suspicacias en autoridades peruanas.


Briceño dijo que en enero pasado durante su viaje a Santiago, para entregar el informe final en el proceso de extradición, solicitó al ministro del Interior, Belisario Velasco, reforzar la vigilancia al ex Presidente.


El abogado del Estado peruano indicó que en base a ese pedido se dispuso aumentar la vigilancia de dos a tres carabineros y que éstos vigilan a Fujimori dentro y fuera de su vivienda y conocen “cada movimiento” del ex gobernante.


Asimismo, señaló que el jefe de gabinete de Interior, Jaime Piloski, entregó un informe al embajador de Perú en Santiago, Hugo Otero, en el que garantiza que el ex gobernante peruano tiene una buena protección, discreta vigilancia y que las autoridades están enteradas de todos sus movimientos.


Fujimori tiene también la nacionalidad japonesa y vivió en ese país desde noviembre de 2000, cuando abandonó el Perú en medio de un escándalo de corrupción.