EMOLTV

Funcionamiento del Metro ha sido normal pese a aumento de pasajeros

Así lo aseguró el gerente comercial de la empresa, quien llamó a los usuarios a utilizar el Transantiago "en forma integral", y a no priorizar el uso de este medio de transporte.

26 de Febrero de 2007 | 10:25 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- El funcionamiento del Metro de Santiago no se ha visto alterado en esta jornada pese al regreso de más de 60 mil escolares a clases, según indicó Álvaro Caballero, gerente comercial de la empresa.


En conversación con radio Cooperativa, el ejecutivo sostuvo que durante este lunes el Metro S.A. ha tenido un funcionamiento normal, aunque reconoció que hubo un aumento en el número de usuarios.


Caballero destacó que el tren subterráneo puede transportar a "cerca de dos millones y medio de pasajeros".


"La semana pasada llevábamos un millón y medio, pero no se refiere a la hora punta, sino al total del día", explicó.


Sin embargo, para evitar colapsos especialmente en los próximos días, cuando ingresen más de un millón de escolares a clases, el ejecutivo llamó a los usuarios a utilizar el Transantiago "en forma integral, que no priorice el Metro".


Pese al informe dado a conocer por la empresa la semana pasada, que indica un récord de afluencia de público -con seis personas por metro cuadrado- Alvaro Caballero afirmó que aún hay capacidad suficiente.


"En la hora punta podemos todavía recibir a más personas de las que estamos recibiendo hoy, y llegar a los dos y medio millones", aseguró.


"Al haber más personas tenemos que redoblar los esfuerzos en términos del comportamiento de quienes utilizamos el Metro, para que sea el mejor en beneficio de todos", agregó.


Estación San Pablo con atochamientos durante horas peak


Largas filas para poder ingresar a los andenes del Metro se observó en la Estación San Pablo, en la Línea 1, durante horas de la mañana.


Los usuarios que transbordan desde los troncales 402, 406, 406e, 407 y los alimentadores J04 y J13 ocasionaron aglomeraciones en la estación.


Sin embargo, el tránsito de las personas se dio de manera ordenada por lo que no se presentaron mayores incidentes.


Lo más complicado fue el paso de los pasajeros por los torniquetes, pues tanto los troncales como los alimentadores dejaban personas con una frecuencia entre 5 y 7 minutos.


Los ordenadores y personal de seguridad del Metro ayudaron al desplazamiento de los usuarios para una rápida subida a los trenes.


La mayor afluencia comenzó a las 07:00 horas y no disminuyó hasta cerca de las 08:25 horas.