EMOLTV

Sector ecologista discrepa de medida que atrasa inicio de la restricción vehicular

A juicio de Manuel Baquedano, presidente del Instituto de Ecología Política, la disposición iría en contra de uno de los pilares del Transantiago: incentivar el uso del transporte público.

28 de Febrero de 2007 | 12:41 | Alejandra Torres, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Importantes grupos ecologistas no aprueban la medida anunciada ayer por el gobierno de atrasar el inicio de la restricción vehicular hasta el 1 de abril.


Manuel Baquedano, presidente del Instituto de Ecología Política, y Rodrigo Herrera, director de Greenpeace en Chile, tienen distintas visiones del tema, pero coinciden en que la decisión del gobierno va a desincentivar el uso del transporte público.


A Manuel Baquedano, la medida no le gusta. "Indudablemente va a subir la contaminación pero como en marzo aún hay buena ventilación en Santiago no va a afectar tanto", explica. Sin embargo para Baquedano el tema es otro.


"(Esta medida) no incentiva el uso del transporte público. Es una mala señal", enfatiza el presidente del Instituto de Ecología Política.


"Yo espero que el gobierno anuncie medidas más drásticas respecto a la restricción vehicular para incentivar el uso del transporte público (…) que se opte definitivamente por descongestionar la ciudad", advierte.


Por su parte, el director de Greenpeace se cuestiona las razones que habrán llevado al Gobierno a tomar esta medida, especialmente cuando aún "no se sabe a ciencia cierta el aporte que el Transantiago va a hacer a la contaminación".


Rodrigo Herrera se mostró sorprendido por la medida. "No entiendo mucho la lógica de la decisión, tomando en cuenta que Santiago sigue siendo una ciudad con crecimiento explosivo, con un gran parque automotriz".


"Me gustaría saber en qué se fundamenta el levantamiento de la restricción. Creo que hay que esperar a tener resultados concretos para tomar una determinación", señala.


Además, Herrera coincide con Manuel Baquedano al señalar que "efectivamente incentiva a la gente a andar en auto".


Restricción desde abril


De los casi 850 mil vehículos que circulan por las calles de la Región Metropolitana, 227.781 no tienen sello verde, es decir, no pueden salir a la calle cuando rige la restricción vehicular. Esta generalmente comenzaba el 1 de marzo.


Sin embargo, este año el gobierno decidió aplazar el inicio de la restricción para el 1 de abril.


Además, según indicó ayer el Secretario Regional Ministerial (Seremi) de Transporte de la Región Metropolitana, Pablo Rodríguez, ésta se extenderá hasta el 31 de agosto y afectará permanentemente a cuatro dígitos para autos, buses y camiones que no tengan sello verde.


Este anuncio se enmarca en el proceso de modificación del plan de descontaminación ambiental de la ciudad, especialmente en su período crítico.


El Seremi anunció también que si llegaran a producirse episodios de aumento de contaminación en marzo, esta medida podría cambiar.

Historia de la restricción vehicular en Santiago

La restricción vehicular y la prohibición total o parcial de emisiones en empresas e industrias comenzaron a ser aplicadas en julio de 1986, y fueron dadas a conocer a través de la Comisión de Descontaminación de la Intendencia de Santiago.


En 1991 se dictó el Decreto Supremo 211, que determinó normas de emisión de los componentes de monóxido de carbono (co), hidrocarburos totales (hc) y óxido de nitrógeno (nox) para los autos sin convertidor catalítico.


El decreto manifestaba que los vehículos con convertidor catalíticos no superan la norma de emisión de esos componentes y, por lo tanto, están exento de restricción vehicular por contaminación.

En abril de 2001 el decreto N 20, modificó el Decreto Supremo que establece el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana, determinando, entre otras cosas, la restricción a catalíticos en días de preemergencia o emergencia.