EMOLTV

Senador Nelson Ávila: Renuncia de Ditzel "era un desenlace previsible"

El parlamentario del PRSD alabó que la Presidenta Michelle Bachelet aceptara la renuncia de Ditzel apenas 24 horas después de haber asumido la dirección de Chiledeportes.

16 de Marzo de 2007 | 18:00 | El Mercurio Online
imagen
Alejandro Carballal, El Mercurio.

SANTIAGO.- El senador del Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) Nelson Ávila calificó como "un desenlace previsible" la renuncia que presentó esta tarde Ana Loreto Ditzel al cargo como subsecretaria de Chiledeportes, apenas un día después de haber asumido en medio de las críticas de diversos sectores políticos debido a su vinculación con el caso Spiniak.


"Era un desenlace previsible. Yo creo que resultaba muy difícil resistir la enorme presión que surgió en torno a este nombramiento", dijo el parlamentario en conversación con EMOL.


A su juicio, su postura y la de otros legisladores de la UDI que cuestionaron la designación de Ditzel en el cargo "no era nada artificial", ya que "tenía sólidos fundamentos".


Apenas se enteraron de su nombramiento en Chiledeportes, tanto Ávila como el senador gremialista Pablo Longueira recordaron que ella estuvo siempre informada por la psicóloga del Sename Rina Montt de las acusaciones que se conocían en el caso Spiniak.


Ditzel en ese entonces se desempeñaba como jefe de Protección de dicha institución y era superior directa de Montt, quien evaluó a los menores que denunciaban abuso sexual, entre ellos Gemita Bueno.


La denominada "testigo clave" del caso Spiniak fue quien en una entrevista de Canal 13 vinculó a los senadores Jovino Novoa (UDI) y Nelson Ávila en las polémicas fiestas del empresario, en la que participaban menores de edad. El error de Ditzel fue haber considerado veraz el testimonio de Gema Bueno.


Por esta razón, el parlamentario del PRSD alabó que la Presidenta Michelle Bachelet aceptara la renuncia de Ditzel apenas 24 horas después de haber asumido la dirección de Chiledeportes.


"Algunos quizás presenten el hecho de aceptar la renuncia por parte de la Presidenta como un gesto de debilidad. Muy por el contrario, yo pienso que revela fortaleza, la hace actuar con plena coherencia respecto de sus dichos de siempre", afirmó.


"Ha terminado este episodio pero arroja lecciones obviamente. La primera es que no es posible admitir tamaña desprolijidad en la selección de personas que van a ocupar cargos de gran relevancia, máxime si se trata de una institución que había sufrido graves trastornos como consecuencia de hechos cuestionables ocurridos en su seno", agregó.


El senador Ávila dijo que espera que el Gobierno tome en cuenta estas enseñanzas, "de lo contrario confirmaríamos aquel viejo aserto que considera al ser humano como el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra".