EMOLTV

Diputado Hales: "Cambiar al ministro Espejo no es la solución"

El parlamentario PPD dijo que en el caso del Transantiago "lo importante es que no estén los paraderos atestados de gente y que no caiga la figura ejemplar del Metro".

22 de Marzo de 2007 | 11:54 | Orbe

SANTIAGO.- El diputado PPD Patricio Hales señaló que "cambiar al ministro Espejo no es la solución" a los problemas del Transantiago, en relación a la solicitud realizada por parlamentarios UDI, quienes pidieron la renuncia del secretario de Estado, tras su supuesta responsabilidad en el fracaso del plan.


Hales precisó que "sacarlo qué sentido tiene, porque si bien él es el conductor político de un área, son los equipos de trabajo que no han trabajado bien y gente que no está resolviendo las cosas".


En esta línea, agregó que "no hubo capacidad de gestión bien hecha para una idea teórica que es buena, ya que no fueron a la fuente de información que son los ciudadanos".


Asimismo, el diputado oficialista manifestó que "si la Presidenta (Bachelet) lo quiere cambiar, es otra cosa, pero no es la solución" pues, a su parecer "lo importante es que no estén los paraderos atestados de gente y que no caiga la figura ejemplar del Metro".


En entrevista con Chilevisión, el parlamentario concertacionista sostuvo que si bien el Transantiago tiene muchas dificultades, "el plan es una necesidad" y que, por esta razón, las medidas anunciadas por la Presidenta Michelle Bachelet son, a su juicio, "insuficientes".


"Los recorridos están mal estudiados, pero pueden resolverse y los buses que hay no son suficientes", expresó.


Como solución, el parlamentario PPD dijo compartir la idea de Sebastián Piñera, de "ir estudiando los orígenes y destinos con las personas, que son los verdaderos perjudicados".


Respecto a las palabras del ex Presidente Ricardo Lagos, quien sugirió consultar a los ciudadanos si preferían el sistema anterior o el actual transporte público, el parlamentario sostuvo que él realizó esta pregunta a pobladores y que "hubo mucha gente que contestó preferir volver al antiguo y que las autoridades aprendieran a usar el nuevo. Yo eso lo encuentro dramático".


Hales calificó finalmente al Transantiago como un "fruto de la confusión", por los arreglos que se proponen y porque hay muchas autoridades interviniendo, pero que antes fue "fruto de la equivocación, porque no era el mismo plan en diseño ni implementación" al que hoy existe.