EMOLTV

Isidro Solís culpó a la DC de su salida del Ministerio de Justicia

Según dijo, este partido exigió a la Presidenta la salida de un ministro de cada partido para que una comisión completa se hiciera responsable de la crisis del Transantiago.

27 de Marzo de 2007 | 11:32 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- El saliente ministro de Justicia, Isidro Solís, culpó esta mañana a la Democracia Cristiana de su salida del gabinete.


Según dijo, este partido exigió a la Presidenta Michelle Bachelet la salida de un ministro de cada partido para que una comisión completa se hiciera responsable de la crisis del Transantiago y no sólo se apuntara al ex ministro de Transportes, Sergio Espejo, miembros de la DC.


"La lógica de la política es brutal, pero la conozco y acepto hace 35 años, por lo que no me llama la atención. La DC estableció en estas circunstancias que no era aceptable que el costo de la actual crisis la pagara un sólo partido, que tenían que asumirlo todas las tiendas de la Concertación", declaró un dolido Solís.


Argumentó que como era el único ministro radical, no había otra alternativa en el gabinete. "Por lo tanto, toca pagar hoy", señaló.


Además descartó que hayan sido sus problemas en la relación con los miembros de la Corte Suprema los que hayan provocado su salida e insistió en culpar a la falange.

Ex ministro suavizó sus dichos en La Moneda

Más tarde, tras participar de la ceremonia de juramento de los nuevos secretarios de Estado, Isidro Solís suavizó sus declaraciones, negándose a admitir la "presión" de la DC, que había dejado entrever en la mañana.


"No ponga en mi boca una palabra que yo no he dicho. Jamás he utilizado la palabra presión, lo que yo he dicho es que el criterio que ha tenido el partido democratacristiano ante una crisis como esta, teníamos que asumirlo todos en la coalición . Y hoy el costo ha sido asumido por todos los partidos de la coalición y han salido ministros que han tenido militancias en todos los partidos de la coalición", explicó Solís.

Además, el ex titular de Justicia se refirió a las discrepancias que mantuvo con el Poder Judicial durante su gestión -en enero pasado enfrentó la molestia de los magistrados, que lo acusaron poco avance en los nombramientos de jueces y los proyectos de ley que se tramitan en el Congreso- explicando que estas se debieron a la puesta en marcha de una "complicada" agenda legislativa.

"Cuando nosotros asumimos la reforma de familia acababa de colapsar. Tuvimos que abocarnos intensamente durante varios meses a primero elaborar un proyecto de ley, después tramitarlo en el Congreso para una solución urgente a problemas que son de centenares de familias chilenas", señaló.

Tareas que heredará Maldonado

Entre las tareas pendientes que Solís le hereda a su sucesor, Carlos Maldonado, están la postergada Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, que debe ponerse en marcha el 8 de junio, la que, según el ex ministro, fue reformulada completamente en todo su programa de instalación.


Otra de las iniciativas que deberá asumir el nuevo ministro de Justicia será la aplazada reforma laboral, que según dijo Solís "no tenía ni el procedimiento correcto ni la dotación suficiente para operar sin traumas", y de haberse iniciado "podría haber significado otra frustración, como lo fue la reforma de familia".

"Ante esto, tomamos una decisión, que es mi responsabilidad, de todas maneras dolorosa, pero es mí responsabilidad que priorizamos proyectos que decían relación con la mejora de la atención de la gente en los tribunales", puntualizó el ex ministro, que no quiso calificar su salida como injusta, pero comentó que ella responde a un "momento complicado" que está viviendo el Gobierno


Sobre sus planes futuros, adelantó que volverá al ejercicio privado de su profesión de abogado. "Me vuelvo a mi oficina, a lo mismo de siempre", declaró.

El nuevo ministro de Justicia, Carlos Maldonado, evitó comentar las acusaciones de su antecesor Isidro Solís y se limitó a decir que "no tengo opinión sobre esas declaraciones, no corresponden".

"Lo que sí puedo señalar es que cuando la Presidenta me ofreció el cargo de ministro de Justicia me declaró cuáles son las grandes tareas que ella estima que deben consolidarse en esa área y de eso hablamos, de temas de fondo", añadió.

En tanto, el presidente de la Corte Suprema, Enrique Tapia, desmarcó al máximo tribunal de cualquier lobby para impulsar la salida de Solís. Asimismo aseguró que esperan la "mejor relación" con el nuevo ministro.