EMOLTV

Veinte muertos dejan accidentes de tránsito en Semana Santa

De acuerdo al último balance entregado por Carabineros, la cifra supera el número de víctimas fatales del año anterior, cuando se registraron 17 decesos.

08 de Abril de 2007 | 13:03 | El Mercurio Online
imagen

El total de víctimas fatales son producto de 18 accidentes automovilísticos, la mitad de los cuales corresponden a atropellos y la otra a colisiones.

Raúl Maldonado, Diario El Mercurio

SANTIAGO.- Cuando aún se espera que retornen los miles de automovilistas que se desplazaron por el país durante el fin de semana largo, la cifra de muertos en accidentes de tránsito entregada por el último balance de Carabineros llega a 20 personas, quienes perecieron en 18 accidentes.


De este modo, y pese a los reiterados llamados efectuados de Carabineros y las autoridades a tomar todos los resguardos a la hora de conducir, la cifra ya superó el número de decesos registrados en el mismo periodo de 2006, cuando alcanzó las 17 personas.


De la cifra de muertos dada a conocer hoy, la mitad corresponde a peatones atropellados, los que en su mayoría cruzaron la calzada en forma descuidada o en estado de ebriedad. El resto de los accidentes se trata de colisiones, por alcance y exceso de velocidad.


El informe entregado hoy por la policía incluye el lapso entre las 16.00 horas del jueves pasado y las 8.00 horas de hoy.


Masivo Retorno


Carabineros indicó además que durante los festivos de Semana Santa salieron de la Región Metropolitana 200.735 vehículos, de los cuales han retornado menos de la mitad, 92.353.


Ante este escenario, y cuando hoy se prevé un intenso tránsito vehicular en las carreteras del país, Carabineros anunció que intensificará los controles y las medidas preventivas, con el objeto de que no se incremente la poco auspiciosa cifra de decesos.


En este sentido, el mayor del Departamento de Servicio de Tránsito y Carreteras, Jorge Valenzuela, efectuó importantes recomendaciones a los automovilistas, como revisar el buen funcionamiento del vehículo, informarse sobre el estado de la vía y procurar manejar en condiciones óptimas, habiendo descansado y sin haber ingerido alcohol.