EMOLTV

Condenan a 10 años de prisión a abusador de menores

Profesor de Educación Física de colegio en Antofagasta fue encontrado culpable de abusar de dos menores de 14 años.

28 de Abril de 2007 | 12:11 | Orbe

ANTOFAGASTA.- El Tribunal de Juicio Oral en  Lo Penal de Antofagasta aplicó una pena de 10 años y un día de presidio mayor en su grado medio, contra el profesor de Educación Física, Abdo Manuel Torres Kameid, culpable de cometer dos delitos de abuso sexual, uno de ellos en carácter de reiterado en contra de dos niños menores de 14 años.


Uno de los menores fue abusado en una casa que el acusado había arrendado y que estaba en proceso de cambio. Allí, el profesor sometió al menor a tocaciones en diversas partes del  cuerpo y a actos masturbatorios.


Para los jueces resultó suficiente el relato del menor, quién visiblemente avergonzado narró todo lo ocurrido. En el caso del segundo menor, que era abusado al interior del colegio donde estudiaba, se estableció que entre los meses de marzo a mayo del año pasado, el menor era trasladado hasta una sala donde se guardaban implementos deportivos, la que era cerrada con llave y al interior de ella era sometido a abusos.


La participación del acusado en ambos delitos quedó acreditada con la imputación hecha por los menores afectados, más la restante prueba aportada por el Ministerio Público.


Según el parecer de los jueces la prueba presentada por la defensa consistente en declaraciones de auxiliares, profesores y apoderados del colegio donde ocurrieron los hechos en nada altera las conclusiones a las que se arribó en la medida que dichos testimonios se refirieron a la impresión personal que cada uno de ellos tenía del acusado y además que ellos nunca presenciaron los hechos investigados.


Además se le aplicaron las penas accesorias de inhabilitación perpetua para ejercer la guarda o ser oído como pariente de menores y a la inhabilitación para cargos público mientras dure la condena.


Una tercera acusación sobre abuso sexual fue desestimada por  el Tribunal, atendido que el ilícito se habría producido el año 2001, antes que entrara en vigor la Reforma Procesal. Cabe precisar, que en cuanto a las penas a las que se exponía  el docente, por la reiteración de los delitos y por la acusación de violación, el fiscal Aguilar había indicado en  su oportunidad, que éstas podían llegar a los 15 años de  presidio.


Durante la investigación quedó en evidencia que entre los  años 2001-2002 y mientras daba clases en otro colegio, ya se  había realizado una denuncia por conductas similares en  contra del docente. El ex profesor del Colegio Particular Bet-El deberá cumplir la pena en forma efectiva, ya que así lo establece la  sentencia, que dictó la terna de jueces.