EMOLTV

Madre de Jorge Matute Johns: "Quiero que no sea una mentira más"

María Teresa Johns señala que ojalá Fabián Flores esté diciendo la verdad sobre la muerte de su hijo, pero no puede pasar por alto "todas las burlas y distractivos" de las que ha sido objeto durante estos siete años.

08 de Mayo de 2007 | 13:51 | Daniela Aránguiz, El Mercurio Online
imagen

María Teresa Johns sólo quiere saber la verdad de lo que pasó con su hijo.

Rolando Oyarzún, El Mercurio
,SANTIAGO.- A la espera de que las investigaciones se reactiven se declara María Teresa Johns madre de Jorge Matute Johns, asesinado en noviembre de 1999, luego que Fabián Flores Silva, ex trabajador de la discoteque "La Cucaracha", reconociera su participación en el hecho.

"Sea lo que sea, quiero la verdad de mi hijo. Quiero que no sea una mentira más, que no sigan burlándose de mi familia, porque ya mi corazón lo partieron en dos", sostiene.


"Es como volver atrás, al primer día de cuando desapareció Coke"

María Teresa Johns

María Teresa Johns señala que ojalá Flores esté diciendo la verdad, porque "después de todo él se entregó voluntariamente", pero no puede pasar por alto "todas las burlas y distractivos" de las que ha sido objeto durante estos siete años.

Agrega que sólo espera que el ministro a cargo de la investigación, Juan Rubilar, lleve a Fabián Flores a Concepción, lo interrogue y comiencen las indagaciones respectivas.

"Si este hombre está diciendo la verdad, si le remordió la conciencia y es verdad lo que está diciendo, entonces yo creo que hay que protegerlo porque pueden hasta matarlo", declara.

María Teresa Johns afirma que la declaración del ex vedetto, de quien nunca había escuchado hablar, la toma absolutamente por sorpresa "porque es como volver atrás, al primer día de cuando desapareció Coke".

"La verdad es que no sé qué pensar. Me cuesta creerlo porque no creo que una policía tan especializada, con trayectoria, como el comisario Arenas y el equipo que trabaja con él, se haya equivocado tanto", señala.

Finalmente sostiene que "el mejor regalo para el Día de la Madre sería saber la verdad de Coke y poder asumir un duelo como corresponde".

"Creo que las personas que mataron a mi hijo tienen que responder y tomar conciencia de que cometieron un crimen y un secuestro. No sé cómo esta gente puede estar tan tranquila después de siete años", sentencia.

Misteriosos llamados al padre Matute

Jorge Matute, padre del universitario asesinado, recibió dos llamados esta noche que lo hicieron revivir todavía con más dolor la muerte de su hijo. Uno de éstos fue, según se identiificó, de un hermano de Fabián Flores Silva, el joven valdiviano que se autoinculpó de haber participado en el crimen. El hermano le dijo que Fabián sufre de depresión y que su confesión no corresponde a la realidad.


Poco después, un sujeto que dijo ser Fabián Flores le dijo que estaba viajando a la zona de Concepción desde Valdivia y le entregó detalles de la fatal noche. Le confesó que se trató de una golpiza en la que participaron los guardias de la discoteca y que en un  momento alguien gritó ¡lo mataron, lo mataron!.


Le añadió que entonces el dueño de la discoteca dio la orden de llevarlo en un auto a la ribera del río Biobío para arrojarlo allí y luego también vía celular sugirió contactarse con el crematorio del hospital local para quemar el cuerpo, cosa que no se concretó porque el contacto les respondió que no se podía hacer.


El padre Matute le repondió que el cuerpo fue encontrado en la ribera sur, a lo que Flores le respondió que para él también era un misterio ya que luego de los sucesos se sintió muy mal y mareado por la ingesta de alcohol, todo según versión de radio Biobío.