EMOLTV

Usuarios indignados reclaman por falla del Metro y falta de soluciones

"Los pobres preferimos tener una tarifa cualquiera, pero tener un medio de transporte"; "esto es como si estuviéramos mendigando para que alguien nos lleve a nuestro trabajo", "mientras el Metro esté fusionado con Transantiago, esto no va a funcionar", fueron las palabras de algunos de los pasajeros.

14 de Mayo de 2007 | 10:28 | Francisco Águila, El Mercurio Online

Agresiones en Las Rejas


SANTIAGO.- Rabia, impotencia y ojos enrojecidos por el gas lacrimógeno. Eso es lo que se vio esta mañana durante más de media hora en decenas de usuarios del Metro, que intentaban abordar el tren subterráneo o tomar una micro a la altura de Las Rejas, para llegar a sus lugares de destino, después de que fueron sacados de la calle por Fuerzas Especiales de Carabineros.


Cristián Parra, quien viajaba desde Pudahuel a la localidad de Nos y fue uno de los centenares de pasajeros afectados por la falla de un tren en la estación Los Héroes, descargó su rabia en la figura del ministro de Transportes.


"Todos los pobres preferimos tener una tarifa cualquiera, pero tener un medio de transporte. Si el señor Cortázar hubiera andado alguna vez en micro sabría lo que es esto. Lo que él tiene que hacer es ir a la periferia y tomar micros para que se entere", aseguró.


"Yo soy de Pudahuel y antes tenía catorce recorridos de micro y ahora tenemos solamente uno. Creo que mientras el Metro esté fusionado con Transantiago, esto no va a funcionar. Antes salía a las siete de la mañana y ahora tengo que salir casi una hora antes. Me demoré una hora en llegar acá, andamos como animales en las micros y Cortázar no tiene idea", agregó molesto.


Ana Cecilia Parra, testigo de la protesta que ocurrió en la intersección de Las Rejas con Alameda, aseguró que la manifestación "fue de manera espontánea".


"De repente se tomaron la calle, había mucha gente, se detuvo el tránsito y llegó Carabineros y tiraron bombas lacrimógenas contra la gente. Yo soy una persona que trabaja, tengo familia que mantener y esto es como si estuviéramos mendigando para que alguien nos lleve a nuestro trabajo", afirmó con indignación.


Pasadas las 08:00 horas en las afueras del Metro Las Rejas -uno de los lugares donde hubo más aglomeración junto con Los Héroes y estación Universidad de Santiago- había centenares de personas, entre ellas Elizabeth Valencia, quien tenía los ojos enrojecidos a raíz de los gases lacrimógenos que lanzó Carabineros.


"Pensé que me iba a morir por las lacrimógenas. Estaba esperando la micro y una bomba cayó en mis pies. Esto me da mucha pena", dijo entre sollozos la acongojada mujer.


Gabriel Barra, de Concepción, aseguró que un funcionario del Metro le dio diez boletos para que no siguiera protestando por la situación. Por eso, indignado, destruyó frente a las cámaras de televisión varios tickets del tren metropolitano.


"Me dieron diez boletos de Metro para que nos quedáramos callados, ¿pero de qué me sirve? La plata de estos boletos es mía, es de mis impuestos. La gente me empezó a ayudar (a protestar) ¿Pero qué solución nos dan? Ninguna".