EMOLTV

Estudio revela características de los consumidores del sexo adolescente

Un investigación realizada por la OIT revela que los "clientes" del comercio sexual con menores de edad buscan en muchos casos recuperar la inocencia, transgredir los límites y paradójicamente entregar una sanción pedagogizadora.

15 de Mayo de 2007 | 14:55 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- Tímidos, directos, básicos, aprovechados y dominadores. En estas cinco categorías se dividen los consumidores del sexo adolescente en Chile, según un estudio inédito realizado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).


La investigación devela las principales características de los "clientes" de Explotación Sexual Comercial de niños, niñas y adolescentes (ESC), los modus operandi y los patrones culturales de los consumidores e intermediarios.


Según sus estrategias de acercamiento y contacto, quienes requieren este tipo de comercio se dividen en:


-tímidos: quienes recién comienzan, no conocen bien los códigos y no toman la iniciativa.


-directos: más agresivos, entablan negociación sin preámbulos y suelen contactar
proxenetas.


-básicos: quienes dicen cosas sexuales y se tocan ante los adolescentes


-aprovechados: quienes tratan de obtener más de aquello por lo que han pagado o intentan no pagar


-dominadores:quienes, además del contacto sexual, buscan el ejercicio de actos de dominación.


En el país, más de 3.700 niños, niñas y adolescentes son víctimas de explotación sexual comercial. Casi el 80% son mujeres y su promedio de edad de inicio es de 12 a 13 años.


El estudio establece que los consumidores buscan satisfacer su deseo sexual, realizar un anhelo de dominación, recuperar la inocencia, transgredir límites y paradójicamente entregar una sanción pedagogizadora, es decir, enseñar a no seguir
en el comercio sexual.


Como argumento legitimador de sus prácticas, los consumidores mencionan frases como: "es una práctica generalizada", "yo no los obligo, porque les pago", "son pobres, yo les ayudo con lo que les pago", que intentan justificar socialmente este tipo de explotación.


Sobre los aspectos de la vida que son importantes para ellos, los encuestados señalaron que en primer lugar, está la familia, luego el trabajo, como un instrumento que permite poder comprar lo que se quiere, y en tercer lugar, el sexo.


Modus operandi


A la hora de acercarse a los adolescentes, los "clientes" utilizan la estrategia de entablar una conversación casual o bien realizar señas para que el adolescente lo siga. Luego efectúan la negociación, en donde definen el precio y las condiciones en que se realizará el pago.


Los encuestados también manejan ciertos códigos como pararse en lugares reconocidos, gestos y miradas características.


La OIT recomienda la realización de campañas de información, sensibilización y prevención a la Explotación Sexual, el diseño e implementación de un programa nacional para la prevención del sexo pagado con personas menores de edad, implementar talleres de
capacitación y formación de monitores para reconocer y saber enfrentar estos casos.


Además, propone realizar actividades de sensibilización con los apoderados y alumnos, profundizar en el conocimiento de la demanda, evaluar los logros de los programas de reparación dirigidos a adolescentes y al aumento de espacios reales de inserción social.

En Chile, los escenarios escogidos para esta investigación fueron cuatro: 2 en Valparaíso, V Región (entrada de un local de videojuegos y la Plaza Victoria); y 2 en la Región Metropolitana (La Plaza de Armas y una población de la comuna de El Bosque), en donde se realizaron entrevistas a: consumidores, adolescentes que prestan servicios sexuales e intermediarios.