EMOLTV

Gobierno afirma que se tomaron las medidas para evitar un nuevo Antuco

Ministro de Defensa, Comandante en Jefe del Ejército y la intendenta regional, junto a familiares, recordaron hoy a las 45 víctimas. En el acto apareció inesperadamente un sobreviviente.

18 de Mayo de 2007 | 16:14 | Patricio Gómez, El Mercurio Online

LOS ÁNGELES.- El ministro de Defensa, José Goñi, presidió hoy al interior del Regimiento Reforzado de Los Ángeles, la ceremonia en la que se conmemoró el segundo aniversario de la tragedia militar de Antuco.


Tanto en su intervención como en las declaraciones que posteriormente realizó a los medios de comunicación, el secretario de Estado fue enfático en señalar que el Ejército ha tomado todas las medidas administrativas e institucionales para evitar la repetición de un nuevo caso Antuco en el país.


Goñi señaló que la institución castrense analizó en profundidad los mecanismos de mando, sistemas de entrenamiento de los soldados, sistemas de comunicaciones empleados, uniformes y equipamiento. Precisamente en estos últimos dos aspectos, el ministro afirmó que se han invertido considerables cantidades de dinero, que -sin embargo- especificó.


La ceremonia -a la que también asistió el Comandante en Jefe del Ejército, general Óscar Izurieta, y la intendenta de la VIII Región, María Soledad Tohá- se inició con una oración ecuménica, que fue realizada por sacerdotes católicos y evangélicos.


El acto se realizó frente al memorial levantado al interior de la unidad militar, que recuerda a las 45 víctimas. Justo al mediodía se realizó un minuto de silencio, momento que coincidió con un llamado hecho por la Agrupación de Familiares de Víctimas de Antuco a la comunidad angelina, pero con un significado distinto, ya que para esa entidad ese gesto implicaba ratificar el deseo de que se haga justicia en el caso.


Posteriormente, los familiares de las 45 víctimas procedieron a colocar ofrendas florales en el memorial, siendo saludados por el ministro Goñi, el general Izurieta y la intendenta Tohá.


El único hecho que no estaba considerado en la ceremonia, fue la presencia del ex conscripto Rodrigo Morales, sobreviviente de la tragedia, quien no estaba invitado.


Sin embargo, tras una serie de gestiones, el ex recluta logró su objetivo de ser recibido privadamente por el ministro Goñi y la intendenta Tohá.


Morales, en su calidad de vocero de los sobrevivientes de Antuco, expuso la situación de abandono que viven, señalando que "somos las víctimas olvidadas de esta tragedia".


Producto del encuentro surgió una mesa de diálogo, la que estará encabezada por la intendenta Tohá.


Morales se mostró muy satisfecho con la reunión, ya que -dijo- era la primera vez que era recibido y escuchado por un ministro de Estado, y se habría una posibilidad de negociación a su problemática.


Agregó que varios soldados sufren problemas sicológicos graves, y tienen serias dificultades para encontrar trabajo y llevar una vida normal.