EMOLTV

Bachelet entrega millonarias cifras en temas sociales y relega protagonismo del Transantiago

En su mensaje, garantizó que el problema del Transantiago se va a arreglar, defendió el posicionamiento de Chile a nivel internacional y anunció que reducirá la meta del superavit estructural al 0,5 por ciento del PIB a partir de 2008.

21 de Mayo de 2007 | 12:07 | El Mercurio Online

VALPARAÍSO.- Tal como se había especulado, la segunda cuenta pública que la Presidenta Michelle Bachelet hizo ante el Congreso Pleno, estuvo marcada por los millonarios recursos que irán a materias sociales, mientras que el Transantiago, pese a ser abordado en primer lugar por la Mandataria, pasó a segundo plano en medio de los anuncios en temas como educación, vivienda y previsión y destacando la esperada flexibilización de la regla del superávit estructural.


Pese a que los primeros minutos estuvieron marcados por el reconocimiento de los errores del sistema de transportes capitalino y –por segunda vez- la Mandataria realizó un mea culpa respecto del deficiente rol que ha tenido el Estado en esta nueva implementación, los anuncios no pararon y la jefa de Estado –en cerca de una hora y 45 minutos- abrió la billetera para los más diversos temas sociales, con un fuerte énfasis sobre todo en la educación.


"Estoy aquí para hacerme cargo de los problemas y plantear soluciones. Uno de ellos es la situación del transporte público en Santiago. La capital de Chile tenía un sistema de transporte público peligroso y contaminante, necesitaba cambios de fondo y la decisión fue enfrentar este desafío, pero ya lo dije en su momento: 'Las cosas se hicieron mal'. ha sido esta reforma una experiencia mala y frustrante para una enorme mayoría de los santiaguinos, especialmente para los sectores más pobres", señaló la Mandataria.


En ese sentido, y sin nuevos anuncios, Bachelet garantizó a la ciudadanía que el problema se va a arreglar, "los ciudadanos verán paso a paso los cambios que estamos introduciendo para mejorar la situación".


Superávit estructural de 0,5%


La rebaja de la regla del superávit fiscal estructural fue el primer anuncio de la Gobernante, quien afirmó que los logros económicos del país y la disminución de los riesgos fiscales hicieron al Gobierno revisar la meta del 1%, disminuyéndola en medio punto porcentual.


"He tomado la decisión de que reduciremos la meta del superávit fiscal a 0,5% del PIB a partir del presupuesto del año 2008. Que todos quienes me escuchen lo tengan claro, que seguirá el buen manejo de las platas públicas, sin embargo, en las condiciones que estamos, tenemos que hacer un mayor esfuerzo en nuestro país", dijo Bachelet entre aplausos en el salón de Honor del Congreso.


Por otro lado, la Mandataria agregó que esta misma semana enviará al Parlamento un proyecto de ley "que suba el límite actual permitiendo que todos los fondos de pensión se inviertan en el exterior a partir del año 2007".


Educación, "esfuerzo nacional"


Sin duda, las cifras más millonarias anunciadas por la Mandataria pasaron por el área de la educación. "La educación que reciben nuestros hijos no es todo lo buena que debiera ser. No es todo lo que las familias y los jóvenes esperan, necesitan y merecen. Y hoy vengo a plantear un gran esfuerzo nacional para impulsar la calidad educacional", señaló Bachelet.

Y en tal sentido, la Gobernante catalogó de "imperativo" el hecho de invertir más en esta área, razón por la que anunció que desde "el próximo año 650 millones de dólares adicionales para la educación escolar (...) lo que significa que el próximo año el financiamiento total del sistema escolar excederá los 5.000 millones de dólares".


El desglose de estos gastos va básicamente por el lado de aumento en la subvención general y en particular a los menores y jóvenes más vulnerables, el apoyo a la educación rural y el respaldo –en 100 millones de dólares- a la educación municipal.

Pese a que la Mandataria dedicó varios minutos de su alocución al tema de los deudores habitacionales, grupo que en el último tiempo ha sido el dolor de cabeza de la seguridad presidencial, los anuncios no evitaron que éstos no estuviesen de acuerdo con las medidas dadas a conocer por Bachelet y se manifestaran al interior de la sede del Parlamento.

Pese a esto, Bachelet señaló que el Ministerio de Vivienda ha sido instruido para adoptar una serie de "medidas inmediatas para beneficiar a los deudores del Serviu y los, así llamados Serviu-banca".

"He decidido la cancelación automática de las deudas para los que se encuentran en tres categorías excepcionales: deudores que son propietarios de viviendas que se encuentran con problemas de construcción, deudores de créditos originados hasta el año 1977 inclusive y deudores cuyo saldo de deuda no sea superior a 15 UF", señaló.

Además, la Mandataria agregó que los deudores que hayan pagado más del 50% del crédito original, serán subvencionados del saldo total de su deuda previo pago de 12 UF, mientras que los que hayan cancelado menos del 50% del crédito original y que se encuentren al día en el pago de su dividendo se subvencionará el pago total de su deuda previo pago de 18 UF. Para aquellos que hayan pagado menos del 50% y se encuentren en mora en el pago de sus dividendos, se subvencionará su deuda previo pago de 24 UF.

El plazo máximo que tendrán los deudores para completar el copago correspondiente será de 30 meses, es decir, hasta diciembre de 2009, medida con la que –según estimaciones del Ejecutivo- se beneficiará a un total de 92 mil deudores habitacionales.

Por otro lado, quienes se encuentren en el grupo de los morosos de los Programas Especiales de Trabajo (PET), la Presidenta anunció que solicitó al BancoEstado y al Banco del Desarrollo "que en el más breve plazo inicie la repactación de los créditos PET que hoy tienen las tasas más altas del mercado".

"Se trata que todos los deudores tengan la misma oportunidad que otros chilenos: repactar a tasas más bajas y tener dividendos más justos. Esta operación no implicará costos administrativos a los beneficiarios", explicó.