EMOLTV

Funcionarios se toman Hospital Barros Luco por malas condiciones laborales

La dirigenta de Fenats, Verónica Bruna, señaló que, de no tener una respuesta favorable, mañana comenzarán una paralización que incluiría a 1.200 trabajadores.

04 de Junio de 2007 | 13:27 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- Dirigentes de la Federación de Trabajadores de la Salud Metropolitana (Fenats) del Hospital Barros Luco ocupan desde las 7.30 horas de esta mañana las dependencias de la Dirección del recinto médico, en protesta por las malas condiciones laborales.


Respecto de la medida de presión, la dirigenta de la Fenats del hospital, Verónica Bruna, señaló a Emol que, de no obtener una respuesta favorable, procederán a la paralización del centro de salud.


"El hospital está en estado de alerta y si no se solucionan los problemas vamos a proceder a la paralización del hospital en un plazo de 24 horas", sostuvo la dirigenta.


Explicó que, de concretarse la medida, serían 1.200 las personas que se paralizarían, la gran mayoría de los técnicos, administrativos y auxiliares.


Los dirigentes  esperan que se constituyan representantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, debido a que no consideran a la Dirección del hospital un interlocutor válido.  


"Nosotros queremos que venga un integrante de la Comisión de Salud para que sean árbitros sobre este tema porque desde hace más de un año que se acarrean los problemas y se conversa siempre con la Dirección y no hay solución", indicó.


Demandas


Entre las irregularidades que denuncian se encuentran la sobrecarga de trabajo, debido a la falta de personal, el déficit de camas, el aumento de la lista de espera, y el maltrato y acoso laboral a los funcionarios.


También acusan que los edificios del CDT y la placa no cuentan con recepción municipal, por lo que funcionarían ilegalmente, y que, producto del estrés y exceso de trabajo, muchos de ellos están enfermos.


El Transantiago tampoco se libra de la extensa lista de protestas, ya que los funcionarios agregan que los atrasos producto del deficiente plan de transportes afectan el desempeño funcionario y la calificación.