EMOLTV

Cárcel y multas arriesgan responsables de contaminar río Mataquito

Así lo aseguró el fiscal José Alcaíno, que investiga el desastre ecológico en esa zona, donde murieron miles de peces.

11 de Junio de 2007 | 19:35 | El Mercurio Online

LICANTÉN.-  Penas de cárcel de 3 a 5 años y multas de hasta 3 mil UTM podrían ser aplicadas para quienes resulten responsables de la contaminación del río Mataquito y el daño a la vida en ese afluente en la comuna de Licantén, Provincia de Curicó, aseguró el fiscal José Alcaíno, que investiga el desastre ecológico en esa zona, donde murieron miles de peces, informó Radio Digital FM.


Peritos de la Brigada de Delitos Ambientales de Investigaciones, realizaron diligencias este lunes en las inmediaciones de la planta Licancel de la Empresa Celulosa Arauco y Constitución S.A. tomando muestras de agua y de sedimentos en el Mataquito.


La directora regional de la CONAMA, Mónica Rivera, se reunió con los servicios públicos que fiscalizan a Celco y mañana se decidirán las medidas que se exigirán a la empresa, que entre otras consisten en un estudio de recuperación el medioambiente que deberá ser financiado por la compañía.


La personera, valoró que Celco reconociera las irregularidades existentes en esa industria.


“Nosotros hemos evidenciado que la empresa tiene falencias e irregularidades y velaremos porque todos los permisos ambientales estén en regla”, dijo sobre la existencia de ductos ilegales y piscinas de decantación de sin autorización. 


La empresa Celulosa Arauco y Constitución S.A. reconoció  la existencia de anomalías en la planta Licancel vinculadas a la descarga de residuos industriales líquidos por sobre la norma permitida y decidió destituir al gerente de la planta Licancel, Eduardo Quezada; al subgerente de producción, José Bello; y al subgerente del medioambiente, Carlos Valenzuela, por sus responsabilidades en lo ocurrido.


La cuestionada industria propuso ejecutar un programa de recuperación de las aguas del río Mataquito y del ecosistema, protegiendo  especies en riesgo. Además, se comprometió a asistir económicamente a los pescadores afectados con la prohibición de esa actividad tras el daño ecológico.