EMOLTV

Senador Larraín recibió con satisfacción fallo del TC sobre justicia juvenil

El timonel gremialista aseguró que, después de que el organismo mantuviera la polémica indicación que endurece las penas para los delitos graves, hay que centrarse en asegurar la rehabilitación.

14 de Junio de 2007 | 17:56 | Ximena Pérez G., El Mercurio Online

SANTIAGO.- Con satisfacción recibió el presidente de la UDI, Hernán Larraín, el rechazo que formuló ayer el Tribunal Constitucional (TC) al requerimiento de una treintena de diputados oficialistas que buscaba eliminar una indicación a la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente -promovida por Larraín y aprobada en ambas cámaras- que endurece las penas contra los jóvenes de 16 y 17 años, que cometan delitos graves, como secuestro o violación, obligando a su encarcelación obligatoria en régimen cerrado por un mínimo de dos años.


"El tribunal ha dicho que lo que hemos planteado es razonable", dijo el senador gremialista, según quien la resolución entrega protección "a las víctimas y sus familias".

"Todos los argumentos de los requirientes fueron rechazados en forma contundente y por eso queremos manifestar nuestra satisfacción con el resultado", añadió el timonel, quien sin embargo advirtió que ahora se entra en una segunda etapa en que lo relevante es asegurar que se cumpla la promesa de rehabilitación, que es uno de los pilares de la nueva justicia juvenil.

En este sentido el senador señaló que el Servicio Nacional de Menores (Sename) -ente encargado de la ejecución de las sanciones- no puede garantizar el cumplimiento de dicho compromiso.

"La dedicación de los próximos días es vigilar que se cumplan todas las medidas que permitan la rehabilitación", anunció Larraín.

Y ante las críticas que han formulado a la polémica iniciativa desde Unicef, donde argumentan que la norma viola los convenios internacionales que respaldan los derechos de los niños, el senador de la UDI aseguró que "no tienen razón, porque la propia convención (de los derechos del niño) permite sanciones de este tipo. Es último recurso (...) Dejarlo en libertad (al delincuente) es una amenaza, para la comunidad y para las víctimas", sentenció.