EMOLTV

Diputados anuncian rechazo a proyecto que inyecta platas al Transantiago

La Cámara desea enviar la iniciativa a una comisión mixta para resolver los errores de redacción e imprecisiones jurídicas con que fue despachado anoche por el Senado.

21 de Junio de 2007 | 11:19 | El Mercurio Online

VALPARAÍSO.- Esta mañana la Cámara de Diputados inició la revisión del proyecto de financiamiento del Transantiago que anoche fue modificado por el Senado con una serie de errores de redacción e imprecisiones jurídicas.


Por ello, al comienzo de la sesión, el presidente de la Cámara, Patricio Walker (DC), anunció que estas incongruencias -como artículos aprobados que hacen referencia a normas eliminadas- obligarán su rechazo y su envío a una comisión mixta de diputados y senadores, que deberá resolver esta tarde las discrepancias entre ambas cámaras.


En esta instancia se tendrán que modificar los errores de la iniciativa, para enviarla hoy mismo a la Cámara Baja y posteriormente al Senado, que deberá sesionar este jueves en forma extraordinaria puesto que ayer la votación sobre el proyecto de salario mínimo fue postergada para esta jornada.


Se espera que esta misma noche el Congreso despache la iniciativa que inyectará millonarios recursos para el plan de transporte público capitalino, porque la próxima semana los legisladores visitarán sus respectivos distritos y por ende el Parlamento no sesionará.


El Senado despachó anoche a la Cámara Baja el proyecto de ley que inyecta US$ 290 millones al Transantiago con un cambio sustancial.


Por 19 votos a favor y 17 en contra se acogió la propuesta del senador Fernando Flores para que el 50% de dicho monto se entregue al publicarse la ley y el 50% restante al verificarse si se cumplieron las obligaciones y condiciones para mejorar el sistema de transporte público.


La Alianza, que votó en contra, era partidaria de aprobar 100 millones de dólares y obligar al Gobierno a presentar al Congreso una nueva iniciativa legal dentro de tres meses para lograr los 190 millones restantes.


El proyecto salió del Senado con artículos que hacen referencia a normas eliminadas, lo que generó críticas de los parlamentarios no sólo por los errores de redacción sino también por imprecisiones jurídicas. Además, por la interpretación que se pudieran dar a algunas disposiciones por parte de los operadores del Transantiago, quienes en la práctica pasarían a contar con una facultad de veto y complicar la negociación de contratos.