EMOLTV

Jefe de la Operación "Zakarach": "Confesó ser Maureira y se entregó"

El policía Manuel Fuentes relata a Emol desde Florianópolis que la ubicación del pedófilo fue confirmada hace tres semanas.

22 de Junio de 2007 | 10:30 | Sebastián Campaña, El Mercurio Online

SANTIAGO.- "La policía federal brasileña actúa como el FBI, entraron a la residencial y Maureira confesó y se entregó”. Así lo relata a Emol el comisario de Investigaciones Manuel Fuentes, quien dirigió directamente en Florianópolis la captura de Rafael Maureira, "Zakarach", después de tres meses de haberse fugado de Chile.


Fuentes habla rápido desde su celular en Florianópolis, pues está en medio de las diligencias para propiciar el traslado a Chile del capturado pedófilo. Aún así, se da algunos minutos para hablar.


Destaca que la operación fue coordinada exclusivamente por la Brigada de Ubicación de Personas que está a su cargo. Fueron ellos los que supieron que "Zakarach" había estado en Join Ville. "Supimos que estuvo hace 7 días en un lugar y se trasladó a otro", revela.


De ahí se trasladaron a Criciuma, ciudad de 400 mil habitantes cercana a Florianópolis, donde lo ubicaron en la residencial donde se hospedaba.


"Cuando confirmamos esa información nosotros avisamos a la policía federal brasileña".


Relata que entonces los efectivos locales entraron y Maureira confirmó su identidad.


-¿Aparte del notebook, se habla de otras especies encontradas?


Sobre las especies no puedo entregar información. Nosotros nos trajimos a Maureira en un carro a Florianópolis y la policía llevaba las especies en otro.


-¿Cuándo supieron que estaba en Brasil?


Siempre estuvo la posibilidad de que pudiera venir. Confirmamos la posible ubicación hace tres semanas. Él dice que hace un mes que estaba en Brasil.

El delegado de la policía federal de Florianópolis, Marcelo Mosele, aseguró que entre las pertenencias de Maureira se encontró un litro de cloroformo, químico que se utiliza para adormercer a las personas, por lo que se está investigando la posibilidad de que "Zakarach" haya cometido algún delito de pedofilia en Brasil.

En caso que se comprobara lo anterior, podría demorarse su regreso al país, ya que debería enfrentar a la justicia brasileña por infringir sus leyes.

Maureira además contaba con un notebook que está siendo periciado por los efectivos a cargo del caso.