EMOLTV

Policía brasileña estima que "Zakarach" podría estar en Chile el próximo miércoles

La vía para enviar a Maureira de vuelta será la deportación, "porque él está clandestino en el país, no tiene documentos", aclaró un alto jefe policial.

22 de Junio de 2007 | 15:59 | Pablo Soto González, El Mercurio Online

SANTIAGO.- La policía brasileña estima que a más tardar a mediados de la próxima semana, probablemente el miércoles, podría estar en Chile Rafael Maureira Trujillo, alias "Zakarach", detenido en la ciudad de Criciúma, a 150 kilómetros de Florianópolis.


Así lo informó a Emol vía telefónica el Delegado de la Policía federal brasileña para Florianópolis, Marcelo Mosele. "Estamos acelerando al máximo, quiero creer que a más tardar a la mitad de la próxima semana esté ya allí (Chile), probablemente el miércoles", confirmó la autoridad policial.


La vía para enviar a Maureira de vuelta a Chile no será la expulsión, sino la deportación. "Será la deportación, porque él está clandestino en el país, no tiene documentos", aclara.


El delegado, quien asumió la vocería policial del caso en Brasil aclaró la figura legal que hará posible este procedimiento: "La ley brasileña permite que sea deportado de forma expedita y acelerada".


Agregó que la deportación se hará "rápidamente (...) debe ser encaminado a Chile lo más pronto posible. Creemos que en los próximos días eso ya se concretará", enfatizó.


De acuerdo a la información entregada por Mosele, Maureira está incomunicado, "en un celda aislada. Nuestra custodia, de la Policía Federal, es extremadamente segura acá", garantiza.


Con un litro de cloroformo


El jefe policial brasileño no quiso confirmar versiones que circularon esta mañana en orden a que "Zakarach" fue capturado con un notebook y un CD con supuesto material pornográfico, ya que dijo que entregar esta información podría entorpecer la investigación.


Sin embargo, entregó un dato clave respecto del comportamiento de Maureira y de sus supuestas intenciones: "Lo que es importante registrar es que él fue apresado portando un litro de cloroformo, cosa capaz de causar desmayo en las personas".


Respecto de lo que buscaba hacer con esta sustancia, Mosele afirmó que "esto es un indicativo de que él pretendía hacer una cosa anormal. Es difícil llegar a alguna conclusión de con qué objetivo, pero no es algo común ser encontrado con esta sustancia".


El policía también dio información acerca del lugar donde fue detenido Maureira, el cual era de características modestas. "Es un hotel bien simple, de categoría para personas bien pobres, paupérrimas", declaró.


"Zakarach" está triste y abatido


Tras saber que la policía chilena participó en la operación que llevó a su detención y tras enterarse de que su deportación parece irreversible, Maureira se resintió emocionalmente.


"Está tranquilo, mas un poco abatido, normal para una persona presa", dice Mosele.


"Se encuentra consciente de que la policía chilena está al tanto de su detención y de que lo van a trasladar a Chile. Se le informó según los procedimientos establecidos, su reacción fue un poco de tristeza", agrega el policía brasileño.

La operación que terminó con la detención de "Zakarach" fue un esfuerzo conjunto de la Policía Federal brasileña y la Policía de Investigaciones de Chile.

El nivel de cooperación alcanzado permitió terminar con éxito el operativo, señala el Delegado de la Policía Federal Brasileña para Florianópolis, Marcelo Mosele.

"La cooperación fue valiosa y vital para llegar a detener a este forajido", dice el jefe policial, quien asumió la vocería del caso en Brasil.

"Hubo un constante cambio de información y remesas de fotografías y otros datos", relata.